6 de marzo de 2013 / 01:29 a.m.

La madrugada de este lunes, Salvador Becerril fue asesinado en su domicilio particular en Chilpancingo. "Este hecho se está investigando y se va a llegar hasta las últimas consecuencias", sentencian.

 Guerrero • El gobierno del estado anticipó que el asesinato del auditor especial, Salvador Becerril Gómez se investigará hasta sus últimas consecuencias.

La mañana del martes 5 de marzo, el Contralor General del Estado, Julio César Hernández Martínez acudió al domicilio en que se veló el cuerpo del funcionario asesinado la madrugada del lunes.

La casa familiar de Becerril Gómez está ubicada sobre la calle Abasolo, todavía en el primer cuadro de la ciudad de Chilpancingo, a pocos metros de la Subsecretaría de Tránsito y Vialidad.

El contralor hizo hincapié en la relación de amistad que Becerril Gómez estableció con quienes tuvo la oportunidad de interactuar durante su paso por el servicio público, pero además a la trayectoria de trabajo que le caracterizó, ya que durante varios años fue asesor financiero de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG).

“Este hecho se está investigando y se va a llegar hasta las últimas consecuencias, vamos a esperar a que se sancione a todos los responsables”, anotó el Hernández Martínez.Indicó que la Procuraduría General del Estado (PGJ) ya está trabajando en el caso y que se espera pronto haya elementos para ubicar a los responsables, con la pretensión de que se les sancione de acuerdo a la ley.

“Venimos para manifestar la solidaridad del gobernador Ángel Aguirre Rivero, también el mensaje de que se castigará a los responsables de este lamentable hecho”, indicó.El contralor acudió a dar las condolencias a la familia de Becerril a nombre del jefe del Poder Ejecutivo local, quien este martes sostuvo una gira de trabajo en la Costa Chica de Guerrero.

Congreso local se suma al reclamo de justicia

Desde la noche del lunes 4 de marzo, el Congreso local lamentó el deceso violento de Becerril Gómez, por lo que a través de su Comisión de Gobierno dirigió un exhorto a la fiscalía guerrerense para que realice las diligencias de manera oportuna.

Los integrantes del Poder Legislativo local demandaron que cuanto antes, la PGJ establezca el móvil del crimen y la identidad de los culpables.

Bernardo Ortega Jiménez, presidente de la Comisión de Gobierno manifestó su solidaridad para con la familia del funcionario y sus compañeros de la Auditoría General del Estado (AGE).

Indicó que los representantes populares en su momento le manifestaron su confianza a Salvador Becerril y por eso lo nombraron auditor especial, de tal suerte que su trabajo era importante para desahogar los trabajos en materia de fiscalización.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN