21 de diciembre de 2013 / 03:39 a.m.

Sebastián Maz está listo para reaparecer. El delantero jugará con el León el próximo torneo ocupando la plaza de extranjero que dejó el colombiano Darío Burbano.

El Cabeza, como lo llaman desde pequeño, se dice agradecido porque la Directiva y el Cuerpo Técnico lo esperaron seis meses y lo mantuvieron cerca del plantel, por lo que está aún más comprometido en entregar todo por la causa verdiblanca.

"Tengo muchas ganas de jugar, un compromiso aún más grande tratando de rendir y dar el cien por ciento porque hay retos más importantesFueron seis meses muy duros, pero se disfrutó por como terminó el equipo. Ahora estamos en pretemporada y pelear un lugar en el equipo", dijo.

Maz ya trabaja en la pretemporada de cara a lo que será su regreso a las canchas, acompañado de los refuerzos de la Fiera Miguel Sabah y José María Cárdenas, además de los elementos juveniles.

"Tengo que agradecer al equipo porque siempre me hicieron sentir uno más, me hicieron sentir importante, pero no hay como estar adentro de la cancha, aportando. Ya no hay molestia, mi idea es prepararme bien física y mentalmente", comentó.

Además, el delantero deberá entregar todo en el torneo de Clausura 2014, pues le quedan seis meses de contrato y buscará una renovación.

"La realidad es que sí (en seis meses me juego la renovación), tengo que andar bien, tengo que dejar todo y responder para que en un futuro podamos a ver qué puede pasar (renovación).

Uno tiene que tratar de dejar todo en el campo, respetar las decisiones y en este momento trabajar duro", señaló el uruguayo, además de que espera le llegue pronto su carta de naturalización para que le sea un plus al buscar extender su contrato con la Fiera.

Sebastián Maz, sabe que en su regreso al equipo no le será fácil recuperar la titularidad, ya que tiene enfrente a jugadores como Mauro Boselli, el goleador del equipo, y Matías Britos, que ha hecho buena sociedad con el argentino, además de que también llegó al equipo Miguel Sabah.

"Ni habla Mauro es un goleador, Matías también es un goleador y con mucho esfuerzo que a veces jugadores no lo hacen. Tengo que estar a la altura y responder al equipo y al técnico", finalizó.

REDACCIÓN