ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN
11 de abril de 2013 / 11:47 p.m.

Guerrero • Los integrantes del Comisariado de Bienes Comunales de Zumpango se alistan para recuperar las tierras que el gobierno estatal tiene bajo su control, donde se encuentran sus principales mantos acuíferos y a los que no pueden ingresar para dar el mantenimiento correspondiente.

Raúl Rosales Basilio, ex presidente de ese comisariado, dio a conocer que desde hace varios meses, los habitantes de dicho municipio ubicado a 15 minutos de la capital de Guerrero enfrenten un fuerte problema de escasez de agua.

La situación, de acuerdo al dirigente comunal, se complica a partir de que un predio de nueve hectáreas, conocido como La Ciénega, donde se encuentran sus principales mantos acuíferos, está bajo posesión del gobierno estatal.

El predio está vigilado por elementos de la Policía del Estado y éstos no permiten el paso a los comuneros para dar mantenimiento a los mantos acuíferos, lo que ha provocado que los manantiales se llenen de hojas y otros materiales de desecho, lo que disminuye la cantidad de agua que se suministra a la población.

Aunque ya han solicitado el permiso para entrar a limpiar los veneros, solamente han recibido como respuesta el silencio institucional, lo que provoca inconformidad entre los habitantes de Zumpango, que ya analizan la posibilidad de ir a recuperar la tierra y con ello el paso hacia sus manantiales.

"Nosotros ya recurrimos a las instancias legales, pero no perdemos de vista la posibilidad de movilizar a la población. Lo vamos a hacer porque el cierre afecta a todos, no solo a los comuneros", indicó.

La movilización de los habitantes de Zumpango, de acuerdo a Rosales Basilio, se desarrollará en un plazo de diez días, tiempo en el que la administración estatal puede hacer todos los trabajos encaminados a regresar las tierras que comprenden La Ciénega.

Adelantó que son por lo menos diez mil los profesores que podrían tomar las calles.