12 de febrero de 2013 / 12:50 a.m.

Los cuatro presuntos delincuentes fueron golpeados y obligados a arrodillarse frente a la iglesia Santa María del Refugio.

Xalapa • Habitantes de las comunidades de Coxolitla de Arriba, Coxolitla de Abajo y Puente Guadalupe, municipio de Acultzingo, en los límites con el estado de Puebla detuvieron y golpearon a cuatro presuntos delincuentes provenientes de los estados de Oaxaca y Aguascalientes, a quienes hicieron arrodillarse frente a la iglesia de Santa María del Refugio, en donde fueron obligados a confesar de dónde eran originarios y qué hacían en este municipio.

Cerca de las 20:00 horas del domingo un convoy de patrullas de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado llegó al lugar para persuadir a los enardecidos habitantes que querían linchar a los detenidos. Más tarde los captores entregaron a los cuatro presuntos delincuentes quienes fueron trasladados a la agencia del Ministerio Público municipal de Nogales.

Esta no es la primera ocasión en que habitantes de esa zona serrana se hacen justicia por su propia mano.

De acuerdo a los vecinos del lugar los presuntos delincuentes habían estado molestando a las jovencitas de los pueblos y causando desmanes, lo que motivó que más de 300 pobladores los intervinieran, amarraran, golpearan y frente a la iglesia de la comunidad los hincaran para pedir perdón por sus actos.

Hombres, mujeres, jóvenes y niños portando palos, machetes y piedras, golpearon y amordazaron a los detenidos quienes además habían tratado de robar animales de granja a un campesino de la comunidad rural.

El alcalde del lugar Cándido Morales Andrade dijo que no intervinieron en el asunto, por la situación de usos y costumbres y minimizó el hecho señalando que se trató de la detención de "cinco mujeres que se negaron a realizar faena comunitaria".

Los presuntos delincuentes dijeron ser ingenieros de la empresa Global System Electric, originaria de Celaya y habían asistido a comer a un merendero a ese lugar.

En la misma región serrana del centro del estado, el 3 de enero de este año habitantes de Soledad Atzompa, retuvieron y golpearon a cinco policías y al secretario del ayuntamiento de Acultzingo, Rodolfo Balderas Sánchez; dañaron una patrulla y amenazaron con tomar medidas más severas si continuaban las extorsiones y abusos de los policías del vecino municipio.

Los policías de Acultzingo fueron retenidos por los habitantes de la comunidad de Acatla en Soledad Atzompa, quienes se quejaron de que los elementos policiacos hostigaban a los campesinos y artesanos cuando cruzan por aquel municipio al salir a vender sus productos a Puebla y otras localidades de la entidad veracruzana.

Tras varias horas y después de hacer caminar a los policías descalzos, a lo largo de más de cuatro kilómetros y golpearlos, los elementos de seguridad preventiva fueron liberados y atendidos en el hospital.

El 27 de julio del 2012, habitantes de Palo Verde en el municipio de Nogales de la región montañosa central del estado los habitantes detuvieron a cuatro elementos de la Procuraduría General de la República que fueron rescatados por personal de la Secretaría de Marina.

Los agentes federales fueron retenidos por campesinos y madereros en la comunidad de Chicahuaxtla, ya que los mismos realizaban cateos a parcelas y viviendas, sin identificarse.

Isabel Zamudio