17 de agosto de 2013 / 11:10 p.m.

Guerrero • A petición del alcalde Eusebio González, elementos de la Marina y el Ejército cercaron la oficina de la Policía Comunitaria (PC) en Olinalá, por lo que integrantes de dicho sistema de seguridad advierten sobre el riesgo de una confrontación.

La mañana del sábado 17 de agosto, la oficina de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) de Olinalá emitió un comunicado en el que denuncia que personal de la Marina y del Ejército mantienen rodeada la cabecera municipal.

"De manera insultante revisan a nuestros grupos de policías comunitarios en los recorridos de seguridad que realizan"‚ señala la denuncia difundida por Nestora Salgado, representante de la CRAC en esa parte de la Montaña.

Agregó que el presidente Municipal, Eusebio González Rodríguez y el líder del denominado Consejo de Seguridad y Vigilancia (CSV), Juan Mancilla Rendón, colaboran con el grupo integrado por Mario Ponce Reyes‚ Arsenio Coronel alias ‘El Cotorro’‚ Octavio Rendón alias ‘La panocha’‚ Justo Primitivo Jiménez y Omar Jiménez, quienes tienen historial delictivo en el ámbito de la distribución de estupefacientes‚ relación con sicarios y robo.

El escrito indica que del ayuntamiento se han tomado recursos de varios programas para pagar el salario de personas trasladadas de diferentes comunidades, a las que se les asigna un salario con la consigna de agredir a los integrantes de la PC.

"En el transcurso de la tarde (viernes) estuvieron llegando camionetas con civiles armados con rifles de alto poder‚ según los informes que nos han hecho llegar diferentes personas de que están contratando sicarios para atacarnos", apunta dicho comunicado.

Además agrega que "en el ayuntamiento y en casas particulares están concentrando a dichos individuos con la consigna de atacarnos y posteriormente decir que fue un enfrentamiento entre los mismos pueblos ante lo cual hacemos responsables a las autoridades de los tres niveles de gobierno de todo lo que pueda suceder".

Durante la madrugada del sábado, dos unidades militares se apostaron frente a la casa de Nestora Salgado, la que al mismo tiempo funciona como oficina de la CRAC.

"Golpearon paredes y ordenaron subir la tropa a la azotea de la casa, circularon con sus vehículos de manera permanente en nuestra calle y se metieron en los privados apuntando con sus rifles a todas direcciones‚ se retiraron a las 02:15 horas pero dejaron a un grupo de ellos vestidos de civil, que se dedicaron a hacer escándalo toda noche para desquiciar", apuntó la representante de la comunitaria.

Bajo esta circunstancia, representantes de la CRAC en Olinalá advirtieron que existe el riesgo de una confrontación en dicha demarcación que puede derivar en una masacre, por lo que llamaron a los organismos de derechos humanos de todo el país a mantenerse alerta ante lo que pueda ocurrir en este municipio de la Montaña de Guerrero.

"El presidente municipal de Olinalá fue personalmente a las comunidades para invitar a armarse a toda la ciudadanía y quitar a la Policía Comunitaria, estas armas fueron guardadas en casa de su hermano Enrique González Rodríguez y se apoyó en el Comité que preside Juan Rendón, por todo esto ponemos en alerta a la sociedad para que reflexione sobre los hechos del ayuntamiento llamando a un enfrentamiento con la ciudadanía de los pueblos, el Ejército y la Marina contra la CRAC-PC", advierte el comunicado.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN