26 de agosto de 2013 / 11:32 p.m.

Acapulco • El gobernador de Guerrero Ángel Aguirre Rivero, acusó que un grupo de la Policía Comunitaria, que está expulsado de la CRAC, violentó los acuerdos de la mesa de diálogo y tomó el ayuntamiento de Tixtla, dejando herido al director de seguridad pública.

Detalló que se estableció una mesa en la que estuvo Miguel Álvarez, del grupo Serapaz, y que "las bases para esa mesa fueron violentadas por un grupo encabezado por Gonzalo Molina, en (el municipio de) Tixtla, en donde de acuerdo con la información fue herido el director de la Policía Municipal y están retenidos, por no decir secuestrados el síndico y otras personas".

Lo anterior al término de la entrega de reconocimientos a parteras tradicionales y enfermeras obstétricas.

En conferencia de prensa, el mandatario estatal Ángel Aguirre precisó que los comunitarios encabezados por Gonzalo Molina, son del grupo de la CRAC que está expulsado por los líderes originales del Consejo Regional, y aclaró que con la UPOEG no hay diálogo.

Antes el gobernador del estado y la titular de la Secretaría de Salud del gobierno federal, Mercedes Juan López, entregaron 50 equipos de radios sísmicos para hospitales, hoteles, y recorrieron el hospital "Donato G Alarcón", para más tarde entregar unidades vehiculares para el sector salud.

La funcionaria del gobierno federal dijo que se hará entrega de 256 millones de pesos para el hospital de primer nivel en el municipio de Coyuca de Catalán, en la región de la Tierra Caliente.

También anunció la entrega de 30 millones de pesos para el hospital de Chilapa, en la región de la Zona Centro de la entidad, así como vehículos y la promesa de construir un hospital general en Acapulco.

NOTIMEX