18 de octubre de 2013 / 01:50 a.m.

México.- Aun cuando la baja presión surgida al mediodía al sur de Chiapas mantiene esta tarde bajas probabilidades de incrementarse a ciclón tropical, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) prevé 30 por ciento de posibilidad para que evolucione gradualmente en el transcurso de los siguientes días.

De acuerdo con un comunicado, a las 19:00 horas de este jueves el sistema se mantuvo a 565 kilómetros al sureste de Puerto Madero, Chiapas, cerca de las costas de Guatemala y El Salvador, y su lento desplazamiento varía entre el oeste y el oeste-noroeste, por lo que se mueve en forma paralela al litoral del Pacífico.

Por otra parte, la dependencia federal agregó que el frente frío número seis se extenderá estacionario sobre Tamaulipas y el norte del Golfo de México, por lo que ocasionará nublados con lluvias moderadas y actividad eléctrica en los estados del noreste y oriente del país.

Además un nuevo frente frío, el séptimo de la temporada invernal 2013-2014, ingresará mañana en el norte de Chihuahua y en su paso hacia el este-sureste originará nublados con lluvias de moderadas a fuertes y tormentas eléctricas en los estados del norte de México.

En el occidente y centro del territorio nacional también se prevén nublados y lluvias de moderadas a fuertes con actividad eléctrica, debido a la persistente entrada de aire marítimo tropical.

Para el viernes se esperan intervalos de chubascos con tormentas fuertes en Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Veracruz, Jalisco y Michoacán.

La Conagua precisó que las precipitaciones serán moderadas con chubascos aislados en Aguascalientes, Campeche, Coahuila, Colima, Distrito Federal, Guanajuato, Hidalgo, Estado México, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Yucatán y Zacatecas.

Ante ello, pidió a la ciudadanía extremar precauciones y continuar atenta a los llamados de Protección Civil, pues las lluvias intensas pueden producir inundaciones y encharcamientos en áreas urbanas, además de posibles deslaves en zonas montañosas, incluyendo tramos carreteros, así como crecidas y desbordamientos en ríos y arroyos.

Notimex