12 de septiembre de 2013 / 11:58 p.m.

En las pocas horas que tiene para preparar al equipo, Rubén Israel, técnico uruguayo del Atlante, precisó que se enfoca en mejorar el esquema defensivo, en la labor de recuperación del balón, pero también en tener un mayor control.

"Le estamos apostando en estas pocas horas de trabajo al sistema defensivo, de recuperación del balón y a no perderlo de inmediato. El problema que ha tenido el equipo es que corre, corre y corre, pero pierde rápido la pelota", afirmó.

El técnico charrúa sostuvo que los problemas a la defensiva no son exclusivos del Atlante, ya que en su análisis de la liga, detectó que en el futbol mexicano existe una desconcentración defensiva muy aguda.

"La liga de México tiene un gran nivel, es muy de mirar el arco de frente, pero defensivamente no muestran siempre la solidez, la eficiencia que se busca al ataque", agregó.

Según explicó, enfrentará esta situación con entrenamiento, repeticiones y buscar que los jugadores entiendan paso a paso lo que debe ser el desplazamiento de línea defensiva, tanto en balones parados como en movimiento.

Además admitió que con intentarlo no quiere decir que lo conseguirá rápidamente, que se requiere de mucho trabajo, fundamentalmente con el uso de una metodología de la repetición, busca sobre todo la concentración del jugador.

"Este trabajo requiere de tiempo, tenemos jugadores de alta experiencia que sabiendo que corrigiendo y explicando, van a entender mucho más fácil que los jóvenes y van a llegar un mejor rendimiento en los próximos partidos", expresó.

Por otra parte, al hablar de los resultados del hexagonal final de la Concacaf rumbo al mundial de Brasil, dijo que no le deja de sorprender pues el lugar que ocupa México no corresponde a la calidad de la Liga local, de sus jugadores que participan en Europa, así como de los éxitos en competencias internacionales.

Rubén Israel consideró que el error de México, fue subestimar a rivales como Costa Rica, Honduras y Panamá que mantienen un nivel en ascenso en los últimos años desde las selecciones menores.

"De pronto México ve a sus rivales del área como hace 20 años sin darse cuenta que Costa Rica, Honduras y Panamá ya están para ganarle a cualquiera", afirmó.

El ex técnico de la selección de EL Salvador señaló que no deja de llamarle la atención lo que pasó a México, pues siguió de cerca el proceso eliminatorio de José Manuel "Chepo" de la Torre, sabe de los éxitos de los jugadores que participan en ligas europeas y la medalla de oro en los Juegos de Londres 2012, el triunfo en la Copa de Oro y victorias ante rivales de Europa y Sudamérica.

"Realmente México fue una selección extraordinaria durante este tiempo ha sido notable y no lo digo yo lo dicen los resultados, pero llegaron los malos resultados que se combinaron con el crecimiento de los equipos de la zona", agregó.

Además comentó que como en todas partes, los equipos atraviesan malas rachas y coincidió con la aparición de una buena generación de futbolistas en la zona, para arrojar los resultados actuales en la eliminatoria.

El estratega charrúa dijo que desde su trabajo de cerca de 17 meses con la Selección de El Salvador, pudo visualizar el crecimiento del nivel del balompié en la región, incluso desde divisiones inferiores y representativos menores.

"De pronto el futbol mexicano subestimó más que de lo que tendría que hacer, los resultados no son una casualidad. México sigue mirando a esos equipos como hace 20 años atrás y sus rivales ya son potencia con posibilidades de realmente ganarle a cualquiera", advirtió.

Notimex