3 de octubre de 2013 / 01:33 p.m.

Después de casi 24 horas de espera, los elementos del Grupo Antisecuestro, de la Procuraduría estatal, por fin terminaron de catear el departamento de la colonia Narvarte donde supuestamente se ocultaban delincuentes.

Monterrey.- Aunque el caso es investigado con hermetismo, trascendió que en el interior del inmueble fueron halladas diversas evidencias y algunas armas de alto poder, pero aún no dan el informe completo de lo que se encontró.

Fuentes extraoficiales señalaron que los agentes ministeriales indagan lo referente a una banda de presuntos plagiarios, que al parecer son responsables de privar de la libertad al padre del alcalde de Zuazua.

A partir de las 3:20 horas del jueves cuando el personal de grupo especial, encabezado por agentes del Ministerio Público y elementos de Servicios Periciales, ingresó a la finca que consta de seis departamentos.

En un sector de clase media, el edificio de dos niveles se ubica en el número 1015 de la calle Havre, entre Puerto Liverpool y Luis Elizondo, a una cuadra del estadio Tecnológico.

La movilización inició la madrugada del miércoles, cuando los agentes detuvieron a dos sospechosos en un auto robado.

Redacción con Información de Agustín Martínez e Iram Oviedo