22 de febrero de 2013 / 01:54 p.m.

Monterrey.- La mesa de diálogo entre la iniciativa privada y el Gobierno Estatal culminó luego de tres reuniones, así lo dieron a conocer el jefe de la Oficina Ejecutiva, Jorge Domene Zambrano, y el líder del Centro de Integración Ciudadana (CIC), Bernardo Bichara.

Sin precisar la fecha en la que entregarán las conclusiones de este ejercicio, coincidieron en que por el momento ha culminado la fase de intercambio para pasar a un periodo de observancia.

“"Hemos ya agotado en ese sentido la agenda, y hoy se ha tenido como acuerdo el empezar un periodo de observancia del plan original e integral del ordenamiento de las finanzas, en donde estará un grupo de trabajo particularmente haciendo esta función con la Tesorería del Estado y representantes de la iniciativa privada y las cámaras.

"“Estaremos en función de esos avances y esa observancia trabajando, ya no con una periodicidad semanal, como lo veníamos haciendo, sino hasta que veamos que hay algún avance en los propósitos de estos acuerdos”", dijo Domene Zambrano.

El tema del incremento al Impuesto Sobre Nómina quedó fuera de la mesa y sólo se trató como parte de las medidas en el tema de reorganización de las finanzas públicas estatales.

"“¿En qué terminó?, en que vamos a estar haciendo una observancia, el impuesto es parte del programa de ordenamiento, también hay temas de transparencia, hay temas de gasto, y vamos a estar observando primero la recaudación y luego en este caso la transparencia del gasto y cómo se está llevando a cabo para poder tomar una decisión al respecto; las conclusiones detalladas en la siguiente junta te las vamos a pasar”", dijo Bichara.

Como representante del sector empresarial, señaló que los amparos ya promovidos al Impuesto Sobre Nómina, y los que habrán de presentarse, conforman parte de los derechos de cualquier ciudadano a presentar estos recursos legales y seguirán su curso independientemente de los resultados de la mesa.

Asimismo, se manifestó complacido de que la nueva Ley de Adquisiciones estuviera ya agendada en el próximo periodo extraordinario en el Congreso local, pues es una herramienta importante para prevenir las malas prácticas y la corrupción en el manejo de los recursos públicos.

"“La Ley de Adquisiciones es un importantísimo vehículo para controlar la manera en que se ejerce el gasto público y de esa manera esa ley lo que logra es una mayor transparencia y un combate importante a la corrupción"”, dijo.

La mesa de diálogo entre el sector empresarial y el Gobierno del Estado tuvo una duración de tres semanas, y aunque en un principio se manejo como la posibilidad de establecer un puente por el rompimiento de las negociaciones en materia del alza al ISN, el tema quedó reducido y ambos lados han determinado sus estrategias en base.

DANIELA MENDOZA LUNA