13 de julio de 2013 / 01:16 a.m.

Monterrey.- Tras cuatro meses de cursos intensivos, la fase 2 del Programa de Actualización, Capacitación y Equipamiento (PACE) impartido por el Gobierno de Estados Unidos a 150 capitanes y tenientes de bomberos concluyó ayer, con la entrega de reconocimientos.

Provenientes de 10 estados del país, los integrantes de cuerpos de auxilio se entrenaron en las mejores prácticas para atacar diversas contingencias, teniendo como prueba final un simulacro realizado en un edificio del municipio de San Pedro.

Joseph Pomper, cónsul de Estados Unidos en Monterrey, dijo que en total se capacitaron a 845 elementos de mando medio durante toda la segunda fase, y confió que el programa se extienda en los siguientes meses.

Como parte del convenio con las autoridades mexicanas, explicó, les fue entregado equipo diverso y se aportó a los maestros que impartieron las clínicas.

"Muestra que los fuegos que dañan estructuras como en todos los desastres no conocen límites, por lo que hay que estar preparados y entrenados para enfrentar estas situaciones…nuestro reconocimiento va para todos aquellos hombres y mujeres que utilizaran estos entrenamientos y el equipo recibido para atender a sus comunidades", expresó el diplomático.

Pomper recordó que esta capacitación nació a raíz de un análisis bilateral en materia de desastres realizada por la mesa de gobernadores fronterizos, que arrojó la necesidad de que los bomberos mexicanos contaran con mayores capacidades para enfrentar estas contingencias.

En tanto, Jorge Camacho, director de Protección Civil del estado, precisó que el esfuerzo de los 3 niveles de gobierno ayudará a que la instrucción especializada eleve la calidad de los cuerpos de auxilio y rescate.

Adolfo Benavente Duque, presidente de la Asociación Mexicana de Jefes de Bomberos, informó que dos ciudades han recibido un camión de bomberos, a 10 corporaciones se les entregó equipo de combate a incendios y 7 ciudades más obtendrán en breve material similar como parte del convenio con las autoridades norteamericanas.

Luis García