12 de marzo de 2013 / 03:35 p.m.

El Sounder vence 3-1 a los Tigres, y con un global de 3-2, avanzó a las semifinales de la Concachampions.

Otro fracaso más sumó Tigres en el plano internacional. Anoche en Seattle dejaron ir el pase a Semifinales de la Liga de Campeones de la Concacaf, como hace un año lo hicieran en la Pre Libertadores.

La directiva y Ricardo Ferretti volvieron apostar por la Liga y tiraron a la basura con un equipo B el sueño de ir al Mundial de Clubes en Marruecos.

El inocente cuadro alternativo no pudieron con la presión del Sounders, quien remontó un global de 2-0 para darle la vuelta 3-2 y eliminar a Tigres de la Concachampions, consumando la decepción.

El gol logrado por Elías Hernández al minuto 23, luego de rematar un pase de tres dedos al espacio de Alberto Acosta, sirvió de poco para los felinos que no supieron soportar los embates del Seattle.

A diferencia de que en el duelo de ida de los Cuartos de Final, celebrado una semana antes en el estadio Universitario, Tigres ganó 1-0 con su plantel estelar, para el desafió de vuelta, el conjunto universitario sorprendió con su cuadro suplente.Si bien Tigres perdió a José Rivas por lesión en el tobillo izquierdo y a Manuel viniegra por expulsión al final de la primera parte por segunda amarilla, careció de oficio para conservar la ventaja, exhibiendo que es un cuadro inexperto para grandes momentos.

Una noche helada en el CenturyLink Field se vivió en el partido y con llovizna, pero nada comparado con lo congelado que dejó el conjunto de Seattle a todo el equipo de los Tigres, al dejarlos en el camino.

La decepción directa la sintieron los más de mil aficionados de Tigres que hicieron el viaje a Seattle, tanto de mismo suelo estadounidense, como de la Sultana del Norte, luego de que su equipo les quedara mal.

La tragedia en Seattle se fue cocinando en el segundo tiempo, cuando Yedlin prendió al 53' un balón fuera del área y vencer a Jorge Díaz de León, luego al 60' el marcador global se emparejó 2-2, gracias a otro golazo, pero ahora del francés Djimi Tahore, quien sacó un zurdazo desde tres cuartos de cancha.

Pero faltaba lo mejor para Seattle y lo peor para Tigres, Eddie Johnson, el mismo que el "Muro de Berlín" (Juninho, Ayala, Torres Nilo e Israel) pararon en seco en el choque de ida, ahora Hugo Rodríguez, Alan Zamora, Jonathan Bornstein y Abraham Stringel no cumplieron con la tarea.

Y es que Johnson clavó el 3-1 (3-2 global) lapidario con un tiro de zurda a primer poste, cuando el reloj marcaba el minuto 75.

Si Seattle no hizo más goles fue por las intervenciones de Díaz de León, quien no pudo sostener su etiqueta de héroe hasta el final.

En la última jugada del partido, Alan Pulido pudo cambiar la historia, pero su disparó salió rosando el poste.Desde que Tuca llevó a suplentes y sólo cinco elementos de banca a Seattle, quedó claro que la Concachampions no le interasaba.

Pero la confirmación se dio cuando el estratega de Tigres felicitó con una enorme sonrisa a su homólogo Sigi Schmid por el triunfo de su equipo.