15 de agosto de 2013 / 03:52 a.m.

El ciclista colombiano Nairo Quintana, subcampeón del Tour de Francia, recibió la Orden de la Libertad en el Grado de Comendador en su natal departamento de Boyacá ante millares de seguidores que lo acompañaron en una caravana que salió de Bogotá hasta Tunja la capital regional.

La distinción exalta las calidades y cualidades de un deportista que dejó en alto el nombre de Tunja, Boyacá y Colombia, señalaron hoy las autoridades del departamento.

El gobernador de Boyacá, Juan Carlos Granados, dijo a Quintana que más de 1,2 millones de boyacenses sienten "el orgullo de poder decirle a propios y extraños que somos paisanos suyos, sentimos la satisfacción de haber nacido sobre el mismo suelo y bajo el mismo cielo".

Granados agradeció además a Quintana, 'rey de la montaña' y campeón de los jóvenes en el Tour de Francia, por el ejemplo que representa para las nuevas generaciones de deportistas de Boyacá

"Usted le envía un mensaje a la base del cerebro de las nuevas generaciones de boyacenses para que sigan sintiendo que nuestra raza es una raza capaz, que cuando se propone con disciplina y con esfuerzo es capaz de conseguir los éxitos", le manifestó.

Tras escuchar y agradecer las palabras del gobernador Granados, Quintana le instó a él y al Gobierno Nacional a dar un mayor apoyo a los jóvenes promesas del ciclismo del mañana "para que realicen pruebas desde niños ya que es el deporte bandera de este departamento", dijo.

"Estoy contento de representar a los boyacenses en el mundo, soy un muchacho de pueblo, que siente lo que ustedes sienten", agregó orgulloso el ciclista.

En la ceremonia de condecoración Quintana estuvo acompañado por sus padres Luis Quintana y Eloisa Rojas, sus hermanos, su novia, así como por las autoridades locales y viejas glorias del ciclismo nacional como Roberto 'Pajarito' Buitrago, Fabio Parra, Patrocinio Jiménez y Mauricio Soler, entre otros.

Antes de llegar a Tunja en una caravana de ciclistas y vehículos, Quintana fue recibido por miles de seguidores en el histórico Puente de Boyacá, escenario de la batalla que selló la independencia de Colombia en 1819.

Tras los actos en Tunja, el también campeón de la reciente vuelta a Burgos, se desplazó a su natal Cómbita y al vecino municipio de Arcabuco, donde vive su familia.

EFE