19 de julio de 2013 / 11:06 p.m.

Ciudad de México • La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) expresó su firme condena ante los lamentables hechos de violencia en contra de Herón Sixto López, miembro del Centro de Orientación y Asesoría a Pueblos Indígenas en el municipio de Santiago Juxtlahuaca, y de Alberto López Bello, periodista de diario local "El Imparcial", ocurridos los pasados 15 y 17 de julio en el estado de Oaxaca.

De acuerdo a la información recabada, desconocidos habrían sacado a la fuerza al abogado Herón Sixto López de su oficina ubicada sobre la carretera Federal, Colonia del Maestro, Juxtlahuaca, Oaxaca, sin que hasta el momento se sepa su paradero.

Denuncias anteriores sobre amenazas y seguimientos, sumadas a los hechos del 15 de julio, llevaron a que organizaciones locales solicitaran a favor del López medidas extraordinarias ante el Mecanismo de Protección a Personas Defensoras y Periodistas que conduce la Secretaría de Gobernación del Gobierno Federal, así como medidas cautelares ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Con respecto al reportero Alberto López Bello, su cadáver fue encontrado junto al de Alejandro Franco Rojas, en un paraje del extrarradio de la ciudad. Información preliminar de las autoridades locales indica que ambos habrían sido muertos por contusiones producidas con objetos contundentes.

Javier Hernández Valencia, Representante en México de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, expresó en la ciudad de Oaxaca su repudio público a estos crímenes y subrayó: "he podido constatar la consternación que han provocado estos crímenes en Oaxaca y he sostenido reuniones con el Procurador General de Justicia, el Subprocurador General de la Zona Norte y la Comisionada de Derechos Humanos, para abogar por la institucionalización a nivel local de las políticas públicas nacionales diseñadas para revertir la situación de vulnerabilidad que siguen atravesando las defensoras y defensores de derechos humanos y los periodistas, en particular en el estado oaxaqueño".

La ONU–DH insta a las autoridades federales y estatales a utilizar todos los recursos a su alcance para encontrar con vida a Herón Sixto López, y las alienta a desarrollar investigaciones diligentes, completas y con la debida atención al especial esfuerzo que despliega el país para garantizar la seguridad de las y los defensores y periodistas.

Finalmente, la ONU-DH expresa sus condolencias a las familias y colaboradores de las víctimas y reitera su adhesión y respaldo a la campaña nacional emprendida por la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos "Todos los Derechos para Todas y Todos", en favor de las defensoras y los defensores de derechos humanos, "Defendamos la Esperanza".

EUGENIA JIMÉNEZ