6 de abril de 2013 / 03:20 a.m.

Monterrey.- • El dentista que fue atacado a balazos por un asaltante la noche del jueves en la colonia Chepevera, continúa en estado delicado en el hospital Universitario.

Un informe de la Procuraduría de Justicia precisó que el afectado se encuentra internado en el área de cuidados intensivos, y debido a sus condiciones de salud no ha podido rendir su declaración.

Trascendió que la persona presenta por lo menos tres impactos de bala: uno en el costado derecho, otro en un brazo y uno más en una pierna.

De acuerdo con la versión de los médicos legistas, dichas lesiones son de las consideradas “de sí y más”, es decir, sí ponen en peligro la vida y tardan más de 15 días en sanar.

Por el momento los agentes de la Policía Ministerial cuentan con pocos datos para avanzar en las investigaciones, pues requieren que la víctima dé su versión en torno a los hechos.

Del mismo modo, las autoridades analizan en la Dirección de Servicios Periciales cuatro casquillos percutidos calibre .22, que fueron recogidos en el la zona del ataque.

El afectado responde al nombre de Gabriel Ariel Martínez Campos, de 33 años de edad y quien inicialmente fue auxiliado por paramédicos de la Cruz Roja.

De acuerdo con los reportes, alrededor de las 20:30 horas del jueves el profesionista caminaba por la avenida Francisco Garza Sada, entre Joel Rocha y Oscar F. Castillón, en el sector Chepevera.

De pronto fue interceptado por un desconocido que portaba una pistola, y quien le ordenó le entregara su teléfono celular, un aparato de última generación valuado en aproximadamente 8 mil pesos.

Al oponerse al asalto el afectado intentó alejarse corriendo, pero el delincuente le disparó a costa distancia, provocándole tres heridas.

Sangrando y tras ser despojado del teléfono-computadora, Martínez Campos caminó varios metros hasta las calles Castillón y J. E. Treviño, donde les pidió auxilio a unas personas.

Finalmente la víctima fue trasladada al hospital Universitario, mientras las autoridades investigadoras tratan de identificar al responsable de las lesiones y el robo con violencia.

AGUSTÍN MARTÍNEZ