30 de diciembre de 2013 / 12:53 p.m.

Monterrey.- Cuando regresaba a su casa después de haber estado en una fiesta, un agente de ventas en evidente estado de ebriedad estrelló contra un camión estacionado el automóvil de la empresa donde labora.

En el aparatoso accidente el presunto responsable resultó con golpes y heridas en el cráneo y la cara, pero se rehusó a que fuera llevado a un hospital.

Los hechos se registraron alrededor de las 00:30 horas del lunes en la avenida Benito Juárez y Jiménez, en la colonia Lázaro Cárdenas, del municipio de Escobedo.

Como Adrián Alberto Vargas Tovar, de 30 años de edad, se identificó el automovilista, quien dijo habitar en la calle Jerónimo Siller de la colonia Felipe Carrillo Puerto, en la misma localidad.

Vargas Tovar se desplazaba en un vehículo Chevrolet Chevy color blanco, propiedad de una cadena de refaccionarias en la que trabaja como vendedor.

Circulaba aparentemente a exceso de velocidad por la avenida Juárez de oriente a poniente, pero al llegar a una ligera curva perdió el control del volante.

Tras rebasar el camellón central cruzó los carriles contrarios y se estrelló bruscamente contra un camión Chevrolet de tres y media toneladas, que estaba estacionado en la acera sur.

Los vecinos y el propietario del vehículo de carga, quien se identificó como José Alejo González Garza, de 80 años, salieron al escuchar el fuerte golpe.

Instantes después arribaron paramédicos de la Cruz Roja Metropolitana, quienes revisaron al conductor y este se negó a que lo llevaran a un hospital.

Por su parte, el capitán Braulio Orozco García, de la Dirección de Tránsito Municipal, tomó conocimiento de los hechos y adjudicó los mismos al exceso de velocidad y al aparente estado inconveniente en que se desplazaba Vargas Tovar.

Dentro del Chevy las autoridades encontraron algunas latas de cerveza, señalando el conductor que regresaba de una fiesta.

Este percance se registró en el mismo sitio y de la misma forma en que el pasado 7 de marzo, en igual trayectoria, un hombre falleció al perder el control en la curva y estrellar su auto contra otra camioneta estacionada, propiedad de otro vecino de esa zona.

Agustín Martínez