13 de septiembre de 2013 / 08:11 p.m.

Monterrey.- • El diputado local del PRI, Daniel Torres, confió en que el Gobierno del Estado encontrará una empresa que se haga cargo de los vagones del metro sin necesidad de una adjudicación directa.

Luego de que por segunda ocasión se declarara desierta la licitación para la adquisición de los vagones para la Línea 3 del Metro, el presidente de la Comisión de Transporte en el Congreso del Estado, Daniel Torres, confió en que en un tercer intento alguna de las empresas involucradas cumpla con los requisitos que se solicitan.

"Estoy seguro que se tendrá que tener una respuesta de una empresa que le interese este mecanismo y sobre todo aplaudo que el Gobierno del Estado esté cuidando el esquema, porque esto es lo que más le conviene a Nuevo León, le conviene que quien vaya a entrar a un concurso y lo gane sea con las condiciones que el Gobierno del Estado establece.

"Yo tengo confianza en que el Gobierno del Estado vuelva a convocar y se vuelva a licitar en una tercera instancia y que esto pueda generar una licitación que pueda resolver el problema y para que no se vayan a pasar los tiempos a la hora de que ya entre en funciones la Línea 3 del Metro".

Torres Cantú aceptó que ya existe la posibilidad de que el Ejecutivo estatal opte por una adjudicación directa, pero señaló que incluso siendo este el caso el Gobierno Estatal cuidará que la empresa a que se le asigne cumpla con los requerimientos.

"Si fuese inclusive una asignación directa que cumplan con lo establecido en los requisitos que está planteando el Gobierno del Estado.

"Creo que en esta tercera licitación las empresas deberán poner más de su parte para poder calificar con estos aspectos financieros que no hicieron en este concurso, pero el ver que tienen la última oportunidad, va a incentivar a que cumplan con estos aspectos".

El presidente de la Comisión de Transporte señaló que las dos empresas que quedaron en el concurso solicitaron no hacer públicas sus propuestas a fin de poder continuar participando en la licitación.

REYNALDO OCHOA