9 de septiembre de 2013 / 08:08 p.m.

La selección de futbol de Panamá viajó a Tegucigalpa con la meta de ganar a Honduras y así mantener viva su esperanza de clasificar al cada vez más lejano Mundial de Brasil 2014.

"Vamos a Honduras a jugar un partido, uno más, importante, uno de los importantes de esta recta final que nos queda y ahí (vamos) con la intención de sacar los tres puntos", dijo el entrenador Julio César Dely Valdés antes de partir.

Después del último entrenamiento este lunes a puerta cerrada, el equipo partió a la capital hondureña para el partido ante Honduras, en la antepenúltima jornada del hexagonal final de la Concacaf que clasificará de forma directa a tres equipos al Mundial de Brasil.

El torneo es liderado por Costa Rica con 14 puntos, seguido de Estados Unidos con 13, Honduras con 10, México con ocho, Panamá con siete y Jamaica con tres.

Para los "canaleros" es vital el triunfo debido a que el pasado viernes, en calidad de anfitriones, dejaron escapar dos puntos al empatar 0-0 con Jamaica para quedar rezagados, pero tendrán enfrente a una selección con la moral en alto tras vencer de visitante a México 1-2.

El empate 0-0 con Jamaica dejó a la afición panameña frustrada al grado que los jugadores "canaleros" fueron abucheados, en una acción cuestionada por Dely Valdés.

"El esfuerzo que hicieron los futbolistas el viernes era de aplaudir, sin embargo (el abucheo) demuestra que no tenemos cultura futbolística", comentó el estratega.

Dolido por la actitud de la afición, Dely Valdés advirtió que "cada vez nos sentimos más solos. El esfuerzo va por esas personas que nos apoyan en las buenas y las malas".

Para el partido contra Honduras, Panamá podrá disponer de sus principales referentes, el defensa Felipe Baloy (Santos de México) y el delantero Blas Pérez (Dallas de Estados Unidos).

La ausencia del gol ha sido una constante para la selección panameña en los últimos cuatro cotejos de la hexagonal, en los que no ha marcado ninguno.

Notimex