9 de agosto de 2013 / 12:33 a.m.

Pumas de la UNAM, deberá mejorar su rendimiento de forma notable para superar el mal arranque en la Liga MX, de ahí que el partido ante Tijuana será un buen parámetro para ver el avance, señaló José Carlos Van Rankin.

Antes de viajar a la ciudad fronteriza, el zaguero de Pumas señaló que todo el plantel felino ha trabajado de forma intensa para revertir este mal inicio de torneo, por lo que ante Tijuana deberán verse ya algunos avances en esa recuperación.

"Será un partido muy difícil ante un equipo ordenado y que se crece en su estadio, será una buena prueba para nosotros. Estamos en mal momento, pero el plantel trabaja para salir adelante, la actitud es diferente y lo vamos a demostrar", agregó el zaguero.

Para Van Rankin, Pumas tiene un plantel de calidad que pronto comenzará a mejorar y que mejor que mañana ante Xolos de Tijuana y como visitante, en lo que será una prueba ideal para ver de que están hechos.

"Todos somos culpables del mal paso, aquí todos somos resposables, no hay alguien en particular. El equipo trabaja al máximo y muy pronto se verán los resultados positivos, vamos a retomar ese buen ritmo que nos ponga en mejor posición en el torneo", señaló.

Comentó que algo positivo de esta mala racha es el buen ambiente que viven los jugadores y el cuerpo técnico, de ahí el optimismo en que pronto todo cambiará para bien del equipo.

"Es lógico que la afición esté molesta con nosotros, tienen toda la razón, pero estoy seguro que pronto cambiará la situación, el equipo está bien y es cuestión de tiempo, para que los buenos resultados comiencen a llegar", aseveró.

Pumas cerró sus prácticas en sus instalaciones de Ciudad Universitaria, antes de emprender el viaje a Tijuana, Baja California, donde se medirá a Xolos este viernes.

Notimex