13 de junio de 2013 / 01:59 p.m.

La realidad que hoy envuelve a la selección mexicana es muy diferente a la que todos imaginaban al principio de este año. Después de seis fechas en el Hexagonal Final, los ocho puntos sumados por el Tri han encendido los focos de alarma. Sin embargo, no es tiempo de medidas drásticas y José Manuel de la Torre sigue firme como entrenador nacional.

Héctor González Iñárritu, director de selecciones nacionales, confía plenamente en que Chepo  logrará darlevuelta a la situación.

"Es la confianza absoluta, yo estoy convencido que se le va a dar la vuelta a esto", sentencia el directivo vía telefónica a La Afición.

Después agrega: “Yo estoy convencido que tenemos un equipo de trabajo de primera, hace poco nos alababan por los Juegos Olímpicos y lo que se había logrado, y ahora sí es un mal momento, es un momento importante negativo, tenemos que darle vuelta, confío mucho en su trabajo (del Chepo), confío mucho en los jugadores que tienen talento y es un proceso de trabajo en la cancha, en lo táctico, pero eso tiene que ir unido de la confianza con el jugador, que esté convencido de lo que está haciendo y canalizar la presión positivamente”.

-¿Están a muerte con Chepo?

"Sí, yo soy un seguidor y a nivel management (operador de procesos), me gusta muchísimo la continuidad de los proyectos, sobre todo de este proyecto porque son gente profesional, son gente eficiente, integra, trabajadora, analítica que trabaja en equipo, que hay comunicación y a mí me gusta este tipo de trabajos".

González Iñárritu no esconde la presión que el paso irregular en la eliminatoria ha provocado, sobre todo los tres empates a cero goles en el Azteca, por lo que advierte que en septiembre, cuando se reinicie el Hexagonal, ya no habrá margen de error.

"Ahora ya no habrá mucho tiempo, ahora la presión empezó a aumentar y la necesidad de resultados es mucho más fuerte, confiamos mucho en el trabajo, en la conciencia y la responsabilidad".

Además, admite que “hay mucha molestia, también hay inquietud porque los resultados te ponen inquieto, y ya no se puede hacer nada con lo que pasó”.

"HEMOS JUGADO MAL"

El peor error que podría cometer la selección mexicana en estos momentos es negar la realidad que vive, por eso González Iñárritu asevera que la crítica no es desmedida ni exagerada y que la desaprobación del público también se justifica plenamente.

"No, para nada, tienen toda la razón de criticarnos, de abuchearnos, la gente lo que quiere es que la selección gane, que guste y que golee, nos encantaría cumplir con todo lo que nos pide el público, pero a veces es muy complicado, hemos jugado mal, no hemos jugado bien a la ofensiva, y tienen toda la razón. No pongo ningún pretexto, no tengo que decir nada sobre las canchas, los árbitros, nada, los responsables somos nosotros y en nuestras manos está la calificación, el revertir esto en los juegos que quedan".

Es más, el directivo señala que todo el cuerpo técnico hace un trabajo continuo de autocrítica y que nunca se ha subestimado la eliminatoria de la Concacaf.

“La crítica ahí está y yo no puedo tapar nada; al contrario, tengo que reconocerlo, tengo que asimilarlo y canalizarlo positivamente para poder revertirlo con trabajo, análisis y mucha autocrítica, debemos estar conscientes de que debemos de salir con todo en septiembre”.

Por último, para el director de selecciones nacionales es urgente volver a hacer pesar la casa, algo que no ha sucedido en este Hexagonal: "Necesitamos ganar en el Azteca, para eso hay que trabajar, ser autocríticos, ser analíticos, estar conscientes de la responsabilidad, saber manejar y canalizar la presión que hay, porque hay una presión interna, porque sales a jugar con esa presión de los puntos que son importantes y obviamente la confianza muchas veces en este tipo de partidos se empieza a perder, así que hay que recuperar esa confianza con trabajo y buenas actuaciones".