4 de mayo de 2013 / 02:49 p.m.

 Monterrey  • Monterrey tiene asegurado el abasto de agua tan sólo durante 18 meses en el caso que se diera el peor de los escenarios y no lloviera, pero hay confianza de que la naturaleza haga su parte y se logre solucionar esta situación, advirtió el director de Agua y Drenaje de Monterrey, Emilio Rangel Woodyard.

Al reunirse con los diputados locales de la Comisión Especial para la Atención de la Sequía, el funcionario estatal explicó que de todas maneras se están tomando precauciones para abatir cualquier déficit que se diera en las reservas, aunque si no llueve, no significa que se acabe el agua.

“No quiere decir que se vaya a acabar el agua, sino que entramos en una situación de déficit, y entraríamos en otro tipo de problemática, en la que tienes que entrar a sobreexplotar pozos”, dijo Rangel Woodyard.

Informó que se habilitaron 72 pozos que estarían listos para integrarse a la red estatal de abasto en cualquier momento, y también se espera que en 2016 esté ya funcionando el proyecto de Monterrey VI, que le daría a Monterrey el agua equivalente de tres presas El Cuchillo.

Por lo pronto, la Secretaría de Hacienda y Banobras están en las últimas negociaciones, y es posible que sea cuestión de días, semanas, para iniciar el proceso.

“Las licitaciones podrían ser en el segundo semestre de este año, para que pudiéramos estar a la brevedad posible iniciando los trabajos”, aclaró.

Todos los días hay reuniones entre los técnicos de Agua y Drenaje y la Comisión Nacional del Agua, y una vez a la semana se reúnen en la Ciudad de México.

Reconoció que es preocupante que en los últimos 31 meses haya llovido poco, porque los niveles de agua se reducen.

“Esto es con los peores de los escenarios, sin embargo, en los 18 meses, tenemos dos periodos de lluvia”, aclaró.

Las expectativas son esperanzadoras, pues este mes no se esperaba mucha lluvia, y sin embargo, la entidad recibió una buena cantidad.

No hay espacio para construir otra presa en la entidad, pero por lo pronto, con los pozos habilitados se debe dar abasto suficiente.

Alternativas

Al reunirse con los diputados locales de la Comisión Especial para la Atención de la Sequía, el funcionario explicó que de todas maneras se están tomando precauciones para abatir cualquier déficit que se diera en las reservas, aunque si no llueve, no significa que se acabe el agua.

Informó que se habilitaron 72 pozos que estarían listos para integrarse a la red estatal de abasto en cualquier momento, y también se espera que en 2016 esté ya funcionando el proyecto Monterrey VI, que representaría el agua equivalente de tres presas El Cuchillo.

 — FRANCISCO ZÚÑIGA ESQUIVEL