9 de mayo de 2013 / 01:41 a.m.

 Chihuahua • Luego de mantenerse bajo hermetismo la desaparición de tres agentes de la Interpol y otro de la Procuraduría General de la República (PGR) en el estado de Chihuahua, el gobernador, César Duarte Jáquez, confirmó estos hechos la tarde de este miércoles.

Tras inaugurar la planta industrial Safran-Labinal en la capital del estado, el mandatario estatal dijo a los medios que mantiene una comunicación estrecha con el gobierno federal para dar con el paradero de los cuatro agentes federales.

“Estamos en una coordinación, el día de ayer (martes) tuve comunicación con esferas del gobierno federal y estamos trabajando en ello”, expresó, sin dar mayores detalles sobre este caso de alto impacto que se dio desde la tarde de este lunes.

Las fuentes consultadas identificaron a los agentes de Interpol como: capitán, Enrique Wong Sánchez, y los sargentos, Víctor Ricardo López Sixto y Carlos Alberto Tinajero Díaz, así como el agente de la PGR, Gilberto Vargas Rebolledo.

Cabe señalar que la desaparición fue calificada -la noche de este martes- como un “borregazo” por el vocero de la PGR, Ángel Torres Valadez, señalando, incluso, que el delegado César Augusto Peniche Espejel, había negado esta versión.

“El delegado negó estos hechos, por lo que no tenemos nada que decir al respecto, pues ese es un borregazo. No tenemos nada”, dijo a esta corresponsalía el portavoz de la Procuraduría General de la República (PGR) en esta entidad.

Sin embargo, otros funcionarios que se negaron a ser identificados, apuntaron que los cuatro elementos de élite desaparecieron al filo de las 6 de la tarde del pasado lunes cuando salieron por carretera de esta capital con rumbo a Ciudad Juárez.

Indicaron que andaban trabajando en unas investigaciones (sic) y cuando salieron a Ciudad Juárez se perdió la comunicación con ellos como a las 18:00 horas del lunes. Desde ese momento se desconoce el paradero de los cuatro elementos.

Trascendió que los cuatro servidores públicos viajaban en dos vehículos identificados como: un Nissan TIIDA de color gris y un Chevrolet Malibú, de color guinda, los cuales, tampoco han sido ubicados en el territorio estatal.

— JUAN JOSÉ GARCÍA AMARO