26 de mayo de 2013 / 11:17 p.m.

Chilpancingo • El gobierno estatal confirmó la renuncia colectiva de toda la Policía Preventiva en el municipio de Teloloapan, tras la incursión de un convoy de pistoleros que asesinó a dos elementos, lo que activó un Código Rojo para encontrar a los responsables del ataque.

La jornada del sábado, tres camionetas repletas de hombres armados ingresaron a la cabecera municipal de Teloloapan y atacaron a balazos la comandancia de la Policía Preventiva, el alcalde Ignacio de Jesús Valladares Salgado confirmó que las instalaciones del ayuntamiento también fueron alcanzadas.

Los impactos de bala provocaron la muerte de los policías Benigno Xochitempa Reyes y Daniel Brito Cantor, quedaron heridos Agustín Figueroa Varela y Rodrigo Isidoro Díaz.

La noche del sábado, en su página web el gobierno estatal confirmó que tras el ataque se activó el Código Rojo “"para localizar a los agresores"”.

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) dio a conocer que peritos resguardados por policías ministeriales y del Estado ya se daban a la tarea de realizar los trabajos de investigación en la comandancia atacada, igual que en las instalaciones del ayuntamiento.

La mañana del domingo, en Tixtla el secretario general de gobierno, Florentino Cruz Ramírez informó que ya dialogó con el alcalde de Teloloapan, Ignacio Valladares Salgado y el de Apaxtla de Castrejón Efraín Peña Damacio, ya que el segundo municipio también ha sido utilizado por diferentes grupos de delincuentes para enfrentarse.

Explicó que desde hace seis días, cuando en Apaxtla se registró una balacera con el saldo de cuatro muertos y seis camionetas quemadas, más un ingreso directo de pistoleros a la plaza central, el gobierno estatal buscó la coordinación con fuerzas federales para reforzar la presencia en materia de seguridad.

“"Deben comprender que una situación de violencia que viene de hace casi siete años no puede preverse ni decretarse que se suspenda, esto es un asunto que se presenta en oleadas; a veces se acelera y otras disminuye, pero por nuestra parte estamos haciendo un gran esfuerzo"”.

Indicó que la administración estatal trabaja en varios frentes para poder garantizar a la población un estado de tranquilidad y gobernabilidad, por lo que sostuvo: “"Lamentando este suceso de los compañeros policías, hemos tenido en Guerrero una situación de estabilidad, pues no hay bloqueos, plantones ni más tensiones"”.

Reconoció que en estos momentos, la zona Norte y Tierra Caliente son las regiones de Guerrero en que se concentra la violencia generada por los grupos de la delincuencia, de los que declinó mencionar su denominación.

Aseveró que ya hay coordinación entre las corporaciones de los tres niveles de gobierno para atender la contingencia en materia de seguridad, por lo que en breve espera que se obtengan resultados.

En tanto, el responsable de la política interna explicó que en caso de que la policía municipal registre la renuncia colectiva de sus integrantes -como reconoció es el caso de Teloloapan-, entonces el gobierno estatal y la federación acudirán a dar el auxilio correspondiente.

“"En Teloloapan ya había una disminución paulatina de elementos, pero se tiene estacionada una fuerza estatal, mientras el presidente realiza las labores de reclutamiento del nuevo personal"”, indicó.

Cruz Ramírez anticipó que mantendrá una comunicación real y realista con los presidentes, para que estos aporten toda la información que se necesite para salir adelante en sus mandatos.

“"Yo veo que los alcaldes están muy preocupados; el de Apaxtla está muy preocupado por lo que ha ocurrido, el de Teloloapan igual y esos son los dos lugares con mayor conflictividad"”, aseveró.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN