1 de noviembre de 2013 / 01:09 a.m.

Monterrey.- A falta de dos meses para que concluya el año, la Secretaría de Finanzas y el Instituto de Control Vehicular confirmaron que el 2014 será de replaqueo para Nuevo León.

Los automovilistas regiomontanos, tanto los que van al corriente como los rezagados, deberán acercarse a realizar su canje de placas, que tendrán un valor aproximado de 324 pesos, detalló Juan Ernesto Sandoval, director del ICV.

Para ello, se deberá cubrir el pago de refrendo y tenencia vencidos, y este tendrá descuentos a fin de que la mayor cantidad de contribuyentes se acerquen a regularizar su situación.

Las láminas incorporarán nuevos candados de seguridad, explicó Sandoval, tanto para evitar la falsificación como para incrementar los controles sobre cada vehículo que circula en el estado.

"Cambiaremos el código de barras tradicional por un código de barras de respuesta rápida que se le denomina también KR, que será elegible con cualquier dispositivo móvil, teléfono celular, a partir del cual de podrá acceder a la página del Instituto y consultar, entre otras cosas, adeudos o el estatus de la placa", comentó el funcionario.

Con el canje, todos los vehículos quedarán inscritos en el Registro Público Vehicular, programa de seguridad vial del gobierno federal.

De forma paralela, el Estado lanzará el Programa de Actualización del Padrón Vehicular, que tendrá una vigencia del 1 de noviembre al 27 de diciembre y ofrecerá la condonación 100 por ciento en sanciones por refrendo y canje extemporáneo de placas, un descuento 70 por ciento en expedición de placas actuales a quienes tengan diseño anterior y del 100 por ciento de recargos en la tenencia estatal, que se cobra desde el año 2011.

El Instituto de Control Vehicular estimó que 300 mil automovilistas se encuentran rezagados en sus pagos y podrían acceder a estos beneficios.

Tan sólo por el replaqueo 2014, el estado espera ingresos adicionales por mil 350 millones de pesos, y de esta bolsa se repartirá a los municipios, que además se beneficiarán con el cobro de sus multas.

"Implicará una bolsa distribuible para los municipios del orden de mil millones de pesos, el beneficio adicional derivado de este proceso para los municipios del Estado en la fórmula participable sería del orden de los 250 millones de pesos”, explicó Rodolfo Gómez Acosta, secretario de Finanzas.

La cantidad de placas que el Estado comprará se darán a conocer este día, cuando aparezca la convocatoria en el Periódico Oficial del Estado, la cual se llevará a cabo por el sistema de subasta inversa en presencia de uno o varios testigos sociales.

Luis García