10 de abril de 2013 / 01:23 a.m.

Monterrey.- • En medio de la sequía que azota al estado, habitantes de al menos seis colonias de Monterrey ya sufren el escenario de baja presión de agua, anticipado por las autoridades estatales, en caso de persistir estas condiciones.

Sin dar a conocer de qué sectores se trata, la alcaldesa de la ciudad, Margarita Arellanes Cervantes, confirmó ayer que tienen reportes en este sentido desde semanas atrás en la zona norponiente.

“Sí nos han reportado baja presión en algunas colonias, lo que es el desabasto de agua como tal, nosotros estamos muy al pendiente de estar preparados con pipas, sobre todo para lo que es el agua para consumo humano, para poder atender (las necesidades).

“Pero, hasta el momento, no hemos tenido reportes de que se haya suspendido el suministro de agua, lo que sí es que nos han reportado baja presión, sobre todo en algunas colonias del norponiente de la ciudad. Tenemos reporte, actualmente, de entre cinco y seis colonias en la parte norponiente de la ciudad”, refirió.

El tema será planteado en la próxima sesión del Consejo de Agua y Drenaje, donde la capital del estado tiene un asiento con voz y voto en la toma de decisiones.

Arellanes anticipó que su administración inició el levantamiento de casos con falta de agua o baja presión, a fin de canalizarlos ante la paraestatal.

“Dentro del Consejo de Agua y Drenaje que Monterrey y una servidora forma parte, por supuesto que estaremos buscando que esto no suceda, pero también tenemos que hacer una concientización de la cultura del agua… así es, estamos analizando todos los casos y estamos recibiendo y concentrando esas solicitudes para poder concentrar el diagnóstico completo de cuáles son los sitios que nos están presentando la disminución en la presión del agua”, mencionó la alcaldesa.

El pasado fin de semana, los alcaldes de Galeana y Sabinas Hidalgo exhibieron que muchas de sus colonias carecen del servicio de agua o sufren por la baja presión, por lo que ambos han recurrido a las pipas para garantizar el suministro a los habitantes.

LUIS GARCÍA