6 de noviembre de 2013 / 01:47 a.m.

Monterrey.- Aunque su contratación fue anunciada para el mes de noviembre, la Secretaría de Finanzas confirmó ayer que desde el pasado 18 de octubre ejerció la autorización del Congreso local para adquirir nueva deuda por 2 mil 500 millones de pesos, que representa el 4 por ciento del presupuesto global para el presente año.

En rueda de prensa, Rodolfo Gómez Acosta, titular de la dependencia, explicó que esta operación se hizo de la mano con el refinanciamiento de mil 157 millones de pesos, lo que deja a la deuda bancaria de largo plazo en la misma estructura financiera y, de paso, disminuyó la sobre tasa ponderada a 2.225 por ciento.

Ambas maniobras comprometerán los ingresos del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas (FAFEF) por un plazo de 23 años, detalló el funcionario durante la presentación realizada en Palacio de Gobierno.

“Se contrató en octubre, ¿por qué en octubre?, porque nos permitió a la par que contratamos, que concluimos mejor dicho el proceso de refinanciamiento, montarnos sobre mejores condiciones de nuestros nuevos perfiles de vencimiento, de nuestras nuevas condiciones ya calificadas, al tener mejores calificaciones evidentemente estamos obteniendo mejores condiciones”, justificó el secretario de Finanzas.

Con el nuevo refinanciamiento, el monto de la deuda con mejores condiciones se incrementa a poco más de 36 mil millones de pesos, detalló el tesorero.

Por ello, Gómez Acosta defendió este esquema y aseveró que el estado recurrirá a los de refinanciamientos cuantas veces sea necesario por las condiciones que ofrezca el mercado.

"Lo aclaro desde el día de hoy, porque se ha preguntado muchas veces. Vamos a seguir refinanciando la deuda en las mejores condiciones posibles para el estado. En la medida que se presenten mejores condiciones, nosotros vamos a salir al mercado a atacarlas.

“Eso ha quedado claro desde hace varios meses, hoy lo reitero, por qué, porque nos está ya generando resultados positivos ", sentenció.

Ante tal escenario, el secretario de Finanzas aseguró que las calificadores perciben una mejora en las condiciones de la entidad, y destacó que muestra de ello es la mejora en la sobre tasa ponderada al término del refinanciamiento inicial, por más de 33 mil millones de pesos, que pasó de 2.387 a 2.280 por ciento.

No obstante, rechazó anticipar las calificaciones que el estado podría recibir a la vuelta del año, pero insistió en que el trabajo realizado ha traído buenos dividendos a las finanzas.

“Yo no le puedo garantizar lo que las calificadoras vayan a resolver, lo que nosotros podemos, estamos intentado garantizar, insisto, es una mejor condición de nuestro balance fiscal, un manejo responsable de finanzas públicas”, afirmó.

Luis García