10 de julio de 2013 / 01:24 p.m.

Monterrey • El 20 por ciento de los cadetes reclutados por la Policía de Monterrey para integrar el nuevo modelo Politran abandonaron el barco antes de tiempo, por motivos que van desde lo familiar hasta una incompatibilidad con la función que realizarían.

Datos oficiales de la Secretaría de Seguridad muestran que de los 291 hombres y mujeres que se inscribieron para formar parte del programa, a la fecha sólo quedan 231 en los módulos.

Israel Cervantes, director de la Academia de Policía en Monterrey, confirmó la información.

“Nos damos cuenta que muchas veces las necesidades económicas que hay ahorita en la sociedad han generado que haya interés en muchas personas que realmente no tienen el perfil o que no tienen las ganas de ser policías.

"La base principal es la honestidad, la lealtad, los valores de los muchachos (…), como no reúnen esos requisitos, van saliendo. Posterior a eso, muchos de ellos vienen de otros estados de la República y es difícil porque extrañan a la familia, las esposas, a los hijos", explicó.

Cabe destacar que prácticamente todos los aspirantes provienen de otros estados del país, únicamente 9 de ellos son oriundos de Nuevo León.

Fuentes de la Policía regiomontana expresaron que una buena parte de los interesados dejan las instalaciones durante la primera noche, al darse cuenta los riesgos de la profesión y bajo el argumento de que esta carrera no es para ellos.

Otros, al cabo de las semanas o los meses empiezan a extrañar a la familia, por lo que desertan para regresar a sus lugares de origen.

Un grupo menor sale cuando reprueba algunas de las pruebas aplicadas: en ese caso, al personal se le paga las quincenas y el boleto de regreso a su ciudad de origen.

Al resto, la Secretaría de Seguridad Pública los traslada hasta la central de autobuses y se cerciora que aborden la unidad de regreso a su tierra, pese a que muchos expresan su deseo de quedarse en Monterrey para probar suerte en otra actividad.

LUIS GARCÍA