3 de julio de 2013 / 03:17 p.m.

México • A dos años de la polémica que provocó Presunto culpable, Roberto Hernández vuelve a estar involucrado en un hecho en el que la policía incumple con los derechos de un ciudadano.

El productor videograbó una detención en la Ciudad de México y fue impedido por un elemento de seguridad, quien quiso detenerlo sin un motivo claro; razón que lo invita a dar forma a un nuevo documental.

“No lo quiero hacer para victimizarme, pero me gustaría abordar temas que tengan que ver con la policía de México. Tenemos una policía muy mal atendida, con bajos salarios, poca preparación y herramientas. Es un asunto que nos afecta a todos”, dijo Roberto Hernández, en entrevista con ¡hey!

“Me gustaría hacer un documental que tenga qué ver con estos temas, con cómo investiga la policía y con que herramientas estamos actuando como país para que ellos (los policías) puedan hacer el trabajo que todos esperamos”, añadió el abogado de profesión y productor de cine por convicción.

El domingo por la tarde, Hernández paseaba con su familia por la Alameda, cuando fue testigo de cómo un policía intentó detener a otra persona. Ejerciendo el derecho a la libertad de expresión, el abogado grabó el acto, lo cual causó el descontento del elemento de seguridad, quien intentó remitirlo.

Después de este hecho, Hernández fue contactado por la Comisión de Derechos Humanos del DF, para hacer de su conocimiento la existencia de una queja por lo ocurrido, “lo hicieron de forma oficiosa, sin que me tuviera que presentar a la comisión para activarla”, dijo el responsable de Presunto culpable.

“Ellos abrieron la queja y me contaron que existen varios casos y detenciones por estos motivos, lo cual les parece alarmante. Esto que nos pasó a nosotros no es un incidente aislado, por supuesto que hay muchas detenciones arbitrarias en la Ciudad de México como la que me tocó vivir a mí”, añadió el abogado.

Lejos de buscar llamar la atención por ejercer su derecho a la libertad de expresión, Roberto espera que la queja activa en la Comisión de Derechos Humanos del DF se convierta en el motivo por el cual “se generen políticas públicas para evitar que esto siga ocurriendo, porque es bastante común.

“He comentado esto con varios periodistas y me han dicho que les pasa en pleno trabajo, las autoridades los amenazan o les piden que borren el video, quieren evitar que los graben, pero eso va en detrimento con la libertad de expresión y hacen difícil la labor del periodista”, explicó Hernández.

Recordó el momento del video en el que el policía aflora el poco conocimiento sobre su labor, “llama la atención cuando le pregunto al policía si sabe que existe la libertad de expresión y él me contesta ‘no sabría decirle joven, mejor lo remito al cívico’. Refleja un nulo conocimiento”, dijo.

Aunque no buscó una sanción para el policía, Hernández enfatizó que se trata de “un problema sistémico, en México tenemos muchos policías, pero pocas reglas para regularlos y explicarles lo que pueden o no hacer como autoridad, tienen muchas pistolas, pero pocas directrices para ejercer su labor”, agregó.

Claves

19 litigios pendientes

- Después del estreno de Presunto culpable, Roberto Hernández y Layda Negrete, productores del documental, dan frente a 19 procesos legales, entre ellos uno con el policía que detuvo a Antonio Zúñiga, el protagonista del filme.

- “Fuimos demandados en varios procesos judiciales y en varias instancias. Sentimos que estamos enfrentando un acoso por parte del Poder Judicial por haber ejercido nuestra libertad de expresión. Hay 19 litigios en nuestra contra”, dijo el productor y abogado.

- “Están siendo litigados frente al Tribunal Superior de Justicia del DF, el mismo tribunal que denunciamos en la película. Eso nos preocupa, porque sentimos que no hay un Poder Judicial imparcial. Creemos que Edgar Elías Azar, presidente del tribunal, está actuando con consigna e intentando influir en el proceso”, concluyó Hernández, quien se encuentra realizando un doctorado en Berkeley.

IVETT SALGADO