Reynaldo Ochoa y Rosario Cerda
14 de junio de 2013 / 12:53 p.m.

 

Monterrey • El Congreso del Estado buscará revivir el tema de la tipificación del ciberbullying tras el veto emitido este jueves por el Ejecutivo, aunque aún sin una idea clara del tipo de redacción y sanciones que deberá implicar.

Según las observaciones enviadas por el Gobernador del Estado, la reforma al artículo 345 del Código Penal fue aprobada por los diputados locales con una redacción muy general y podría coartar la libertad de expresión.

Además se recomienda, en base a tratados internacionales, que las sanciones que se impongan no sean del tipo penal, sino que se incluyan en el Código Civil.

Al respecto el presidente de la Comisión de Justicia y Seguridad Pública, Francisco Cienfuegos Martínez, dijo estar convencido De la necesidad y urgencia de sancionar esta conducta, por lo que a la brevedad comenzarán de nuevo el análisis.

“Estamos convencidos en que tiene que haber una sanción en contra de todo aquello que atente contra la seguridad del estado o de las personas, la esencia de esta iniciativa nunca fue coartar la libertad de expresión.

“Necesitamos iniciar y poner en análisis, estas y otras recomendaciones que vienen en el texto, lo acabamos de recibir, tenemos que entrar a un análisis profundo al interior de la Comisión para ver que de qué manera vamos a trabajar”, agregó.

El priista no quiso adelantar si eliminarán las medidas punitivas de la reforma y llevarán el delito al Código Civil, pero no lo descartó.

“La posibilidad claro que existe pero primero hay que analizarla”.

Cienfuegos Martínez descartó que el tema se vaya a politizar y la postura de las fracciones al interior del Congreso vaya a cambiar en el sentido de declinar sancionar este delito.

“No es un tema a politizar, es un tema que estoy seguro que puede seguir con su perfeccionamiento en el Congreso y que podemos llegar a tener una redacción consensada para poder promulgarla en los siguientes meses”, aseguró.

Por su parte, la diputada Carolina Garza, una de las principales promotoras de la reforma, dijo que varios diputados ya se reúnen para estudiar un nuevo dictamen con los ajustes necesarios.

“Estamos en platicas con los diputados, que ya hay una mayoría que está de acuerdo en hacer estas modificaciones y presentarla, es decir dictaminarla de nuevo”, dijo.

La legisladora indicó que son muchos los casos de personas que sufren de acoso y que se enfrentan a amenazas, pero que la ley no pretende restringir la libertad de expresión.

“Me encantaría recordarle a todas las personas que el espíritu de esta reforma nunca, en ningún momento fue coartar la libertad de expresión, la cual todos sabemos es un pleno derecho.

“Con la reforma lo único que estamos buscando sancionar es el abuso de libertad, es decir el libertinaje”, dijo la diputada de Acción Nacional.

Dijo que algunas de las modificaciones van encaminadas a definir el ciberbullying, el cual aclaró que tendrían que ser varios mensajes de amenaza, de intimidación, donde exista un acoso.

Para destrabar una reforma que fue vetada, los diputados deben aprobarla nuevamente, pero ahora con mayoría calificada, es decir, con al menos 28 votos de los 42 que integran el Pleno del Congreso.

Esta votación no puede conseguirse sin un acuerdo entre las bancadas del PAN y el PRI.