16 de febrero de 2013 / 04:11 p.m.

De manera unánime, la Diputación Permanente del Congreso local acordó rendir este sencillo homenaje al empresario regiomontano, quien falleció durante la madrugada de este viernes.

 

Monterrey.- El deceso del empresario Alberto Santos de Hoyos es una gran pérdida para el país, pero deja un legado de trabajo, compromiso con la sociedad y el país, y es un ejemplo para las nuevas generaciones, por su activismo social, empresarial, altruista y político, consideraron los legisladores locales, quienes guardaron un minuto de silencio en su memoria durante la sesión de este viernes.

De manera unánime, la Diputación Permanente del Congreso local acordó rendir este sencillo homenaje al empresario regiomontano, quien falleció durante la madrugada de este viernes.

Luis David Ortiz, del PAN, consideró que tuvo muchas facetas, pues fue creador, promotor o constructor de grandes proyectos altruistas, como el de la Gran Familia, entre otros.

Carlos Barona, legislador priista, recordó que formó parte de una genealogía de empresarios y benefactores sociales, pues su padre, don Alberto Santos, también fue un gran empresario, camino que siguió Santos de Hoyos.

Para lapanista, Rebeca Clouthier Carrillo, Alberto Santos de Hoyos es un hombre que debe ser ejemplo para las nuevas generaciones.

FRANCISCO ZÚÑIGA ESQUIVEL