7 de julio de 2013 / 11:01 p.m.

Chilpancingo de los Bravo • Esta semana entrará al Congreso local la propuesta de reforma en materia de policías rurales y grupos de autodefensas, la modificación a la Ley 701, que reconoce a la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) será objeto de una consulta que puede durar hasta seis meses.

A su regreso de la gira de trabajo que realizó por Estados Unidos de Norteamérica, el gobernador Ángel Aguirre Rivero cuestionó la circulación de policías ciudadanas, comunitarias y grupos de autodefensa armados en diferentes partes de la entidad.

Por eso consideró necesario encauzar la regulación de policías rurales y grupos de autodefensa.

Antes de renunciar a la Secretaría General de Gobierno, el Maestro en Ciencias Florentino Cruz Ramírez dio a conocer que la propuesta de reforma a la Ley de Seguridad Pública ya está lista, por lo que podría ser enviada al Congreso local a más tardar la semana que inicia.

La modificación va enfocada fundamentalmente a dar marco legal a la figura de las policías rurales, en donde quedarían acuerpados los grupos de autodefensas, con un reglamento definido y bajo el mando de la Policía del Estado (PE), que a su vez depende de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Respecto a la CRAC y su Policía Comunitaria que trabaja con base al régimen de usos y costumbres de las comunidades indígenas, Cruz Ramírez señaló que existe una consulta que todavía no se realiza.

La CRAC hace un par de meses señaló al gobierno estatal que la consulta ya está en curso, que puede tardar hasta medio año en llevarse a cabo.

Al respecto el presidente de la Comisión de Justicia del Congreso local, Jorge Camacho Peñaloza sostuvo que el tema es ineludible, porque autodefensas y policías comunitarias ya existen y su presencia alcanza municipios importantes de la Montaña, Costa Chica y zona Centro.

"El nombre que se les dé en la modificación a la ley es lo de menos, pero sí hay que hacer hincapié en la necesidad de generar una fuerza de proximidad a la población, con el cuidado de no permitir que se queden fuera del marco legal", apuntó.

Comentó que en el gobierno federal existe mucha preocupación por el tema en Guerrero, sobre todo porque los movimientos de autodefensa crecieron en los últimos meses y se necesita regularlos.

"En la federación están conscientes de que no pueden asumir el control y determinar ellos que es lo que se debe hacer, pero están en contra de cualquier brote que se coloque fuera de la ley", anotó.

Bajo esa circunstancia, indicó que hace falta trabajar en conjunto para evitar que este asunto se salga de control, lo que permitirá que se mantengan dentro de un esquema que sea benéfico para la población.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN