REYNALDO OCHOA
20 de agosto de 2013 / 02:08 p.m.

Monterrey • El viernes por la noche, el Gobierno del Estado envió al Congreso Local su informe pormenorizado sobre la reestructuración de la deuda, cumpliendo así con el compromiso adquirido con el decreto aprobado en diciembre por los diputados locales, donde autorizaban el refinanciamiento de la deuda estatal.

 

Fue apenas la mañana de este lunes, cuando la Oficialía Mayor del Congreso del Estado informó a las cinco bancadas que conforman el Congreso del Estado sobre la llegada del expediente, distribuido en dos cajas.

 

Para el medio día, los cuerpos jurídicos de cada fracción legislativa ya tenían en sus escritorios los documentos, a fin de iniciar con el análisis de su contenido, en el cual se explica el procedimiento que se llevó a cabo para el refinanciamiento de 33 mil millones de pesos de deuda.

 

Este informe fue uno de los condicionantes que la bancada local del PAN impuso a cambio de autorizar al Gobierno Estatal esta maniobra financiera, la cual se concretó hace un mes.

 

En el decreto mediante el cual se autorizó al estado refinanciar hasta 40 mil millones de pesos de sus pasivos, se estableció que tras concretarse la reestructura, el Estado debía enviar al Congreso un estudio pormenorizado al respecto, a más tardar 30 días naturales después.

 

La fecha límite era este lunes; sin embargo el Gobierno Estatal cumplió con el articulado el fin de semana pasado.

 

Fue el 19 de julio de este año cuando el Ejecutivo estatal dio a conocer la conclusión del proceso para reestructurar su deuda por un monto de 33 mil millones de pesos, a un plazo de 23 años, y con un ahorro de 4 mil millones de pesos en un lapso de tres años.

 

Mediante un Fideicomiso Maestro y con la participación de siete instituciones bancarias, el secretario de Finanzas y Tesorería del Estado, Rodolfo Gómez Acosta, y el secretario general de Gobierno, Álvaro Ibarra Hinojosa, informaron de la finalización de lo que representa la cuarta etapa del Programa de Ordenamiento y Fortalecimiento Integral de las Finanzas Públicas (POFIF)

 

Gómez Acosta explicó que se realizó un concurso entre 12 bancas nacionales y se eligió a las siete mejores propuestas, en un proceso realizado entre el 5 y el 19 de julio, concluyendo la conformación de un fideicomiso para reestructurar un total de 33 mil 648.84 millones de pesos de la deuda del Estado y una parte de la deuda del Instituto de Control Vehicular.

 

Iniciativa privada, preocupada

El presidente de la Coparmex Nuevo León, Alberto Fernández Martínez, señaló que es preocupante que el Gobierno del Estado limpiara la deuda de organismos descentralizados, e indicó que una de las mayores preocupaciones es que con lo anterior se utilice como pretexto esta medida para endeudar más al Estado.

 

El empresario señaló que el Gobierno debe reducir de una forma más rápida el gasto corriente, y que la fusión de dependencias y el recorte de personal han beneficiado, pero debe hacerse de una manera más agresiva, porque algunas dependencias, en lugar de lograr reducciones en su infraestructura, la han aumentado.

 

Fernández Martínez advirtió que no sólo reestructurar la deuda es suficiente, sino que se debe buscar no contraer más deuda al menos por los siguientes dos años.

 

Nuevo León, junto con Coahuila, son dos de las entidades más endeudadas a nivel nacional.