9 de abril de 2013 / 10:23 p.m.

La propuesta fue aprobada por los 25 diputados presentes y el objetivo es que esos estudios se envían a la Segob y se pueda declarar el estado como "zona de desastre".

 Monterrey.- • El Congreso del Estado urgió a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) a concluir el estudio sobre la sequía en el norte del país para que la Segob pueda emitir la declaratoria de desastre en Nuevo León.

La propuesta fue llevada al pleno por la diputada local del PRI, María de la Luz Campos, y aprobada por unanimidad de los 25 diputados presentes en la sesión de este martes en el órgano legislativo.

El exhorto va dirigido específicamente al Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias de la SAGARPA, al que se le solicita concluir los estudios la brevedad, y se envíen a la Secretaría de Gobernación a fin de que ésta pueda declarar zona de desastre en 32 municipios del estado afectados por la sequía.

"Se exhorta de forma respetuosa al Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias, de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación a que realice a la brevedad los estudios necesarios para que se emita por parte de la Secretaría de Gobernación la declaración de desastre natural en los municipios de Nuevo León afectados por la sequía atípica", se lee en el acuerdo.

El documento pide además que la misma Secretaría lleve a cabo la entrega de apoyos en las zonas afectadas por la sequía atípica, y que sean entregados regularmente en las zonas con esta problemática en el país.

"Se exhorta a Sagarpa para que de forma oportuna y expedita realice la entrega de apoyos a través del componente de atención a desastres naturales en el sector agropecuario y pesquero del Programa de Prevención y manejo de riesgos para los 32 municipios de Nuevo León que no han sido beneficiados con este programa, y que son afectados por la sequía".

Además se pide a la SAGARPA ejecutar a la brevedad un programa de obra pública de mediano y largo plazo que ayude a prevenir que en los próximos años los problemas de sequía continúen en la zona norte y sur del estado de Nuevo León.

REYNALDO OCHOA