11 de junio de 2013 / 11:48 p.m.

Ciudad de México  • La imaginación y la inocencia de la niñez serán fundamentales para el desarrollo de "Un día, A Muse", nuevo espectáculo que del 25 de julio al 4 de agosto se presentará en el Auditorio Nacional.

Bajo la producción de Ocesa y Les 7 doigts de la main, el "show" abunda en la libertad decreación que los adultos pierden, pero que reencuentran cuando van al circo.

"La historia es muy simple. El personaje principal es una niña que sigue a su padre en un día normal y el público, a través de sus ojos, será testigo de todo lo que sucede. Serán aventuras muy grandes que de pronto a los adultos nos parecen muy comunes", explicó Samuel Tétreault, codirector artístico.

Explicó que las actividades cotidianas en el trabajo o los quehaceres del hogar tomarán un rostro divertido y un toque de locura en los ojos de la pequeña protagonista.

"El título 'Un día' tiene dos significados: de la mañana a la noche y como un lugar del futuro donde se hacen realidad los deseos y los sueños. El poder más grande del ser humano es su creatividad y los niños tienen sueños increíbles cuando se imaginan siendo astronautas y viajando a la Luna o ser pilotos de la Fórmula 1", comentó a la prensa.

Las rutinas que se apreciarán estarán basadas en los rasgos infantiles, como la curiosidad y el despertar al primer amor; jugar, caer, levantarse una y mil veces. También se recorrerá la línea de la rebeldía infantil.

Son aproximadamente 15 actos conformados por malabares con cuchillos que vuelan sin que el ama de casa deje de cocinar. Asimismo, el pan y las zanahorias se convertirán en instrumentos para dejar a todos sorprendidos con la rutina circense.

En el espectáculo, cuyos boletos estarán a la venta el 14 de junio, participan 18 acróbatas, entre los cuales destaca el único mexicano Diego Rodarte Amor, de 28 años. Los números que presentarán serán musicalizados en vivo por un DJ, que además interactuará con el público entre las filas de la sala.

La escenografía será similar a la del año pasado, pero habrá nuevas imágenes proyectadas en una pantalla más grande.

Dos horas antes de que inicie "Un día, A Muse", los asistentes podrán disfrutar de un pre-show en el lobby del Auditorio Nacional donde habrá una plataforma con diversas actividades como pintura, danza, teatro, música y diversión.

Además de las funciones en la capital mexicana, el espectáculo levantará su telón en Monterrey, Nuevo León, y sus productores planean llevarlo a otros países.

 — NORIMEX