— OMAR RAMOS, ENVIADO
22 de agosto de 2013 / 12:49 p.m.

 La cinta El conjuro  se ha convertido en una de las sorpresas en taquilla de2013. Con un costo de solo 20 millones de dólares casi rebasa los 200 millones en recaudación a escala internacional y en Estados Unidos superó la taquilla de monstruos del verano como Pacific Rim  (94 millones de dólares). Una serie de logros importantes para una cinta de horror, que regresa con éxito a uno de los orígenes: la casa embrujada.

""Mucha gente dice estos días: las mejores películas de terror, las que realmente asustan vienen de los circuitos independientes, y eso es parcialmente cierto. A ellos les preguntas cuales son sus películas favoritas de terror y sin falta te mencionarán uno de los grandes clásicos comoPoltergeist, El exorcista, La profecía. Todas esas cintas fueron hechas por los grandes estudios. Con esta película lo que quería hacer es una cinta clásica de terror de estudio, como las que se hacían en ese entonces"", dijo el director del filme, James Wan a ¡hey!

El conjuro presenta la historia de Ed y Lorraine Warren, un par de investigadores paranormales que se han visto involucrados en casos de posesiones que han trascendido al dominio popular (los sucesos de Amytiville, es uno de esos casos). En esta ocasión narran lo ocurrido en una granja en Harrisville, donde una familia es acosada por inexplicables sucesos en su hogar, como apariciones, lesiones en sus cuerpos y sonidos.

""Hay muchas películas en el subgénero de terror de las casas embrujadas, muchas cosas que ya hemos visto. Pero yo creo que la razón de que existan esas cintas es porque todos nos podemos sentir relacionados con la idea de que nuestra sólida fortaleza pueda ser invadida por intrusos extraños, que podemos ver, pero no entender, eso siempre funciona"", comentó Wan sobre la eficiencia de su cinta, la cual ha recibido muy buenas reseñas.

Los encargados de darle vida a los Warren en la cinta son Vera Farmiga y Patrick Wilson. La nominada al Oscar tuvo la oportunidad de interactuar constantemente con Lorraine Warren, quien aun sigue con vida, y gracias a ello lograr una interpretación aún más dramática de una mujer dedicada a lo que muchos consideran una farsa.

""Cuando recibí el guión fue todo un reto espiritual para mí y me encantan los proyectos que me generan eso, que te hacen desafiar tu concepto de Dios o la falta de él. Pero en el fondo esta es una historia de compasión, de empatía y preocupación hacia los demás, en este caso a quienes están poseídos, y para mí el reto fue encarnar la gracia y este don que ella tiene para ayudar a quienes la necesitan"", dijo la actriz, acompañada por Lorraine Warren.

La investigadora de casos paranormales es bien conocida por los fanáticos y creyentes de este tipo de historias.Una de las más populares es la de la muñeca Annabelle (la cual se incluye en la cinta) y que guarda en un museo en su casa, junto a otros objetos que según Lorraine han sido poseídos (y que también se muestran en la cinta).

""Se trata de uno de los lugares más embrujados en el mundo, porque todas esos objetos tienen su historia. En lo personal yo no puedo mirar fijamente a la muñeca, porque su historia ha sido una de las más terribles"", dijo Lorraine Warren, a lo que Vera Farmiga complementó: “Yo tampoco quise verla, es simplemente horrible.”

Los espectadores de El conjuro tendrán que hacerlo, ya que se trata de la primera secuencia en el largometraje que se estrena este fin de semana en México.