29 de mayo de 2013 / 10:28 p.m.

A treinta años de distancia del primer título cosechado en la Primera División un 29 de mayo de 1983 en la cancha del estadio Cuauhtémoc, ex jugadores del Puebla de La Franja se reunieron para rememorar la hazaña en conocido restaurante de la ciudad, donde si bien los físicos no son los mismos de aquel entonces, sí el entusiasmo con que se recuerda el campeonato.

Encabezados por el actual timonel de los Camoteros, estratega que en esa campaña logró el primero de muchos de sus títulos, Manuel Lapuente, elementos como Luis Enrique Fernández, René Paúl Moreno, Juan Alvarado, Héctor Rosete, Carlos Sánchez de Ita, Pedro Soto y Raúl Arias volvieron a reunirse como cuando en el inicio de la década de los ochentas lo hacían previo a un enfrentamiento defendiendo los colores de su querida Franja.

Justo como si fuera ayer, Luis Enrique Fernández, autor del último disparo que al Puebla dio la corona sobre las Chivas del Guadalajara en la ronda de tiros penales por 7 goles a 6, recuerda ese momento mágico en su carrera, el principio del festejo, que se dice, aún celebra con esa carrera que quedó grabada en la mente de los que lo vivieron.

“Primero piensas en la oportunidad que te da la vida, Dios, soy católico, bendices ese momento, agradeces y después te concentras para tirar el penalti y qué bueno que entró. Gracias a Dios sigo festejando como el primer día, gracias a los amigos, al público, a la gente de futbol que siempre está entusiasta y puesta para festejar todo ese tipo de cosas”.

El artífice intelectual de aquella gloria, el director técnico Manuel Lapuente, también guarda en su memoria un sitio muy especial por lo que ese campeonato a él significó, razón por la que se unió a la celebración, en espera de pronto emular lo hecho en las dos ocasiones que ha alzado el trofeo, pero ahora con el actual plantel.

“Gracias a estos muchachos y otros que faltan también, pero sí, gracias a los muchachos fuimos campeones, me acuerdo que nos decían el equipo de los viejitos, ahora estamos más viejitos, pero la verdad es que hemos hecho un gran trabajo, en ese entonces lucharon como nunca, no creía nadie en nosotros, más que los poblanos, les dimos ese primer campeonato que para nosotros realmente valió mucho. Eso ya pasó, fue historia, sabemos en dónde estamos, sabemos qué es lo que queremos y queremos ponerle la tercera estrella también, obviamente estos muchachos nos van a ayudar mucho”.

Hoy, la historia guarda un lugar distinguido para los que con su trabajo lograron la proeza, donde también figuran el polémico empresario, Emilio Maurer, el periodista, Enrique Montero Ponce, además de los historiadores Pedro Ángel Palou y Emmanuel Couttolenc, que junto al nuevo presidente de la organización, Jesús López Chargoy, compartieron el pan y la sal, además de los recuerdos en lo que fue un festejo peculiar.

Edgar González