7 de enero de 2013 / 07:09 p.m.

Márquez debutó con el León y jugó los noventa minutos en el empate de su equipo ante los Gallos Blancos del Querétaro. El ex defensa central del Barcelona se sometió al nivel de competencia del futbol mexicano luego de trece años de ausencia. 

"Creo que físicamente me encuentro bien, no lo esperaba pero creo que las ganas, la motivación y el deseo de hacer las cosas bien es lo que me ayudó a jugar los 90 minutos, lástima del empate, fueron errores nuestros los que provocaron los goles de ellos, pero es el primer partido y hay que tratar de darle vuelta a la página y trabajar en lo que nos haga falta para enfrentar al campeón", señaló Márquez.

El número tres esmeralda lideró a la zaga verdiblanca e impuso su estampa y estilo de juego aunque le costó trabajo entrar en el ritmo de juego y en algunas jugadas faltó entendimiento con sus compañeros.

Parte de la afición cuestionó el accionar de Rafael Márquez y crítico su desempeño además de haber dejado en la banca a Nacho González, defensa que venía siendo pilar inamovible en el once de Gustavo Matosas.

"Conmigo siempre habrá críticas, no entiendo el porqué, lo que si es que voy a dar mi máximo en la cancha y el entrenador decidirá quién va", sentenció Márquez.

El zaguero esmeralda y los Panzas Verdes ya ven hacia adelante, piensan en su próximo rival y desde hoy trabajan para afrontar el duelo que los medirá ante los Xolos, equipo que los venció en la semifinal y que posteriormente resultó campeón del torneo.

"Ya tenemos que darle la vuelta y pensar en lo que viene, es un partido bastante complicado con el campeón, con una superficie que no es natural y que lo complica un poco más, pero hay que olvidar lo que pasó y trabajar en lo que falta", finalizó.