30 de mayo de 2013 / 01:38 a.m.

 Chiapas  • La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) dentro de la Cruzada Nacional contra el Hambre, atestiguó la firma de un convenio entre el Fideicomiso Fondo Nacional de Habitaciones Populares (Fonhapo) y la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, con una inversión inicial de 100 millones de pesos para construir mil 300 casas ecológicas en 16 municipios de Chiapas.

En San Cristóbal de las Casas, el titular de la Sedatu, Jorge Carlos Ramírez Marín dijo que ni la pobreza, ni las carencias son razón para dejar de pensar en el mañana, para ser productivos, "porque si no pensamos en nosotros mismos nadie lo hará. México requiere de todos".

Las casas que se van a entregar a habitantes de municipios de los Altos de Chiapas incluyen a personas de comunidades como Chenalho, Zinacantán, San Andrés Larrainzar y Tenejapa.

El diseño de estas viviendas incluye además de las dos recámaras, recolectores de lluvia y un biodigestor, así como una fosa séptica que previene la contaminación de los mantos freáticos.

Acompañado del gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, Ramírez Marín explicó que estas acciones ponen de manifiesto que el Gobierno de la República atiende no solo a los trabajadores que cotizan en el INFONAVIT o el FOVISSSTE, sino también a quienes no participan formalmente de una nómina, y aquellos que no tienen un patrón que pague sus cuotas, como los indígenas.

El director del Fonhapo, Ángel Islava Tamayo, destacó que en Chiapas y otros municipios del sur-sureste incluidos en la Cruzada Nacional contra el Hambre tendrán viviendas dignas, para edificar hogares.

El mandato del Presidente Enrique Peña Nieto, dijo, fue claro: una vivienda económica que atienda a los sectores menos favorecidos de la sociedad, pero una vivienda que no carezca de estándares de calidad y de calidez.

Adelantó que en breve estas acciones de vivienda se van a reproducir en los estados de México, Oaxaca, Guerrero e Hidalgo, ya que el objetivo es alcanzar un México incluyente y con una Política Nacional de Vivienda que nos permita transitar hacia un modelo de desarrollo urbano sustentable e inteligente.

Cabe destacar que Fonhapo está llamado, en la estrategia de acceso a la vivienda, a realizar más de 200 mil acciones de ampliación y mejoramiento.

Por otra parte, Nuvia Mayorga Delgado, directora de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, se comprometió a vigilar que estas acciones de vivienda lleguen a quien más las necesiten.

Posteriormente, el secretario Jorge Carlos Ramírez Marín viajó a Tuxtla Gutiérrez para participar en el inicio del Programa de Regulación de la Tierra Social.

El Registro Agrario Nacional (RAN) en coordinación con la Procuraduría Agraria (PA) y los tribunales agrarios entregaron, con acciones coordinadas, títulos de propiedad a más de tres mil familias chiapanecas de 24 núcleos agrarios en 13 municipios del estado.

El director del RAN, Manuel Acosta Gutiérrez, dijo que se llegó a otro nivel de certeza sobre la tierra y el desarrollo agrario en Chiapas, los más de 5 mil títulos de propiedad entregados, precisó, hacen más fuerte, más grande a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano.

El gobernador Velasco Coello se comprometió a avanzar en una legislación que permita exentar del pago de derechos ante el Registro Público de la Propiedad, a fin de que los propietarios de la tierra aceleren su trámite para adquirir sus títulos de propiedad.

Comentó que el campo es prioridad y debe ser un factor de unidad independientemente de los intereses partidistas porque el futuro de México está en la producción de la tierra.

El procurador Agrario, Cruz López Aguilar, destacó la urgencia de evitar nuevos conflictos agrarios y de procurar que en la estrategia de ordenar los asentamientos humanos se procure un programa de testamentos.

Reconoció que México tiene un presidente agrarista, que se preocupa por regularizar las tierras y por impulsar el desarrollo del campo.

Como corolario de esta entrega de documentos que certifican la propiedad de los chiapanecos sobre su tierra, el titular de la SEDATU, precisó que el Gobierno Federal no condiciona a los gobiernos estatales porque no se trata de llegar primero sino de hacer las cosas bien, para que la sociedad viva mejor.

Destacó que su presencia en Chiapas obedece a la simple y sencilla razón de que es el estado donde está asentada la reserva ecológica de México, ya que posee 40 zonas naturales protegidas, es un tesoro para la economía del país y es obligación del Estado velar por su desarrollo.

— SILVIA ARELLANO