24 de marzo de 2013 / 10:17 p.m.

Chiapas • Con una inversión cercana a los 100 millones de dólares, empresarios mexicanos planean construir en la región del Soconusco dos minihidroeléctricas para la generación de 30 megawatts de energía que contribuya al desarrollo del sureste, por lo que hasta el momento han comprado un 30 por ciento de las tierras para este fin en los municipios de Huehuetán, Cacahoatán y Tapachula.

El representante de las empresas Hidrochiapas y Soconusco, encargadas de los proyectos energéticos en el estado, Mauricio Justus Villareal, señaló que se encuentran a la espera de la obtención y actualización de permisos, por lo que se comprometió a no construir hasta que cuenten con la autorización correspondiente.

Además, el empresario, enfatizó que se lleva un 30 por ciento de avance en la adquisición de las tierras por lo que continuarán las negociaciones con los dueños para llegar a un acuerdo que beneficie a ambas partes, esto sin que pase del mes de octubre, fecha límite que tienen los inversionistas para empezar a construir.

Los ejecutivos presentaron un proyecto similar al que se encuentra en la región Zongolica, que en forma extraoficial el presidente Enrique Peña Nieto, habrá de inaugurar. La construcción cuenta con un avance del 98 por ciento. "Algo similar pretendemos en la zona de Cuilco y Chespal, manifestó Justus Villareal, quien resalto el impacto económico, social y ambiental.

Considerado como uno de los municipios más pobres del país, Zongolica, pues tiene índices similares a aldeas en África, proyectos sustentables como el desarrollo de la minihidroeléctrica beneficia con fuentes de empleo e incremento de sus recursos económicos, dijo Justus Villarreal quien pidió el apoyo de las comunidades para contribuir en la construcción de este proyecto.

La mayor parte de la mano de obra será de la localidad, utilizaremos vehículos, hospedaje, viviendas, albañiles, electricistas, plomeros e ingenieros, lo que garantiza una derrama de tres millones de pesos semanales.

Lo que significa otorgar más de 250 empleos de las comunidades Piedra Parada, El águila, Chespal Nuevo, Santa Rita, El Carmen Progreso, San Francisco y El Cairo, entre otras.

Uno de los factores que mayor importancia se pone por parte de las empresas Hidrochiapas y Soconusco, será la seguridad tanto de la población como de las instalaciones y trabajadores. Por tal motivo, se realizan las obras de ingeniería de la más alta tecnología.

Para contrarrestar el impacto ecológico, las empresas constructoras de la minihidroelectrica se comprometieron a sembrar cinco árboles por cada uno que sea dañado o cortado.

JUAN DE DIOS GARCÍA DAVISH