24 de octubre de 2013 / 11:07 p.m.

México.- La subsecretaria de Educación Básica de la SEP, Alba Martínez Olivé, sostuvo que en México se están empezando a construir los cimientos para lograr una educación de calidad, que además sea incluyente, para evitar el abandono escolar.

Al inaugurar la Asamblea Anual de Asociados 2013 de la Fundación Empresarios por la Educación, subrayó que "mucho del sentido de las reformas educativas que hoy vemos están precisamente al servicio de la construcción de esas bases".

La funcionaria detalló que se prevén tres prioridades de mejora básica: constituir la normalidad mínima escolar, lo que implica que maestros y alumnos estén en las aulas y puedan dedicarse al aprendizaje, la mejora del aprendizaje de la lectura, escritura y matemáticas, y hacer escuelas inclusivas.

"Hay niños que no están. Y eso no lo podemos permitir. La escuela si ha de ser de calidad tiene que ser inclusiva y eso implica que estén todos. Quiere decir que tenemos que hacer un esfuerzo para recuperar a los que no estén ingresando, pero que también vamos a tener especial atención en prevenir el abandono escolar", remarcó.

Por otro lado, Martínez Olivé advirtió que sólo 20 por ciento de los egresados de educación básica está en condiciones de incorporarse al bachillerato.

Planteó que "este país no ha sido omiso en la tarea, pues hay y ha habido una actividad incesante, pero los resultados son malos".

De acuerdo con la funcionaria, 80 por ciento de los estudiantes de tercero de secundaria alcanza niveles elemental e insuficiente en la prueba Enlace y "tampoco está en condiciones de incorporarse al mundo laboral con suficiencia y dignidad, si ese fuera el caso".

La subsecretaria de la SEP atribuyó ese hecho a que "construimos una pirámide que no tiene cimientos" y aseveró que si hoy las escuelas no dan los frutos esperados, se debe a que existen cosas elementalísimas, fundamentales, que en ellas no ocurren con la suficiencia debida en todos los planteles".

De ahí la necesidad, externó, de que "las escuelas abran todos los días, que los maestros estén a tiempo y permanezcan toda la jornada escolar y que los alumnos estén todos los días desde el inicio de la jornada escolar y permanezcan en ella".

Planteó que antes era un valor ir a la escuela y en la actualidad es fácil en muchas familias consentir la inasistencia, además de que no se cumplen los 200 días efectivos de clase que marca el calendario escolar.

Alba Martínez hizo énfasis en la necesidad de "construir los cimientos" para revertir esa situación y aseguró que la Secretaría de Educación Pública (SEP) "ya lo está empezando hacer".

Notimex