27 de junio de 2013 / 09:55 p.m.

Tres de los candidatos a conquistar la edición cien del Tour de Francia, que comienza el próximo sábado, confían en sus opciones para quedarse con el maillot amarillo de una de las tres grandes competencia del ciclismo.

El español Alberto Contador, del equipo Saxo, reconoció que aunque no se encuentra al cien, eso no impedirá que pueda competirle a su máximo rival, el británico del Sky, Chris Froome.

"Estoy al 90 por ciento. Pero para mí no cambia nada, pero mejor que sea así todos los años. Al final la presión me la pongo yo, no me cambia mucho que la referencia sea otro (Froome)", advirtió el pedalista español.

El vencedor de la "Grande Boucle" en las ediciones 2007 y 2009 dijo que el británico es un competidor fuerte y de gran resistencia, pero no invencible, así que se enfocará en hacer una buena labor para aspirar al campeonato.

"Es muy fuerte pero si viera que no se le puede ganar no tendría motivación para estar aquí", aseveró Contador.

En tanto, Froome, subcampeón del Tour de Francia 2012, se dijo "preparado para el desafío. No me sorprende todo lo que representa el Tour, es una carrera especial, pero cuando vienes aquí ya sabes lo que hay, no es algo que me sorprenda, es un evento que está por encima de los demás".

El ciclista de 28 años de edad enfatizó que no tiene un rival en específico para esta competición, pues en el Tour el peligro puede llegar de cualquier lado y en cualquiera de las 21 etapas, por lo que no deberá confiarse.

Por su lado, el luxemburgués Andy Schleck, del equipo UCI Pro, confía en sus capacidades para subirse al podio en el Tour de Francia. Además, basa su confianza en su buena labor en la Vuelta a Suiza, pues cree que su talento lo podrá demostrar en la etapa 15 de montaña.

"Creo en mí. No sé dónde están mis límites. En la Vuelta a Suiza estuve entre los mejores y espero que mi condición física mejore a lo largo de los días. Sabré donde están mis límites en la etapa del Mont Ventoux", admitió.

Schleck no se considera favorito para triunfar en el principal reto del año en el ciclismo, pero sí cree que es uno de los aspirantes, y para muestra su victoria en 2010 y dos subcampeonatos en 2009 y 2011.

La edición 100 del Tour de Francia tendrá un nuevo campeón, sin lugar a dudas, luego que el británico Bradley Wiggins, vencedor en 2012 no participará debido a una lesión en la rodilla y una infección pulmonar, situaciones que no le permitieron prepararse de mejor manera.