ADRIANA JIMÉNEZ
3 de julio de 2013 / 03:25 p.m.

México• Acompañado por la sensibilidad que ha mostrado en cuatro décadas de trayectoria y apoyado por 36 músicos y nueve coristas, Juan Gabriel inició con una exitosa velada su temporada en el Auditorio Nacional.

A las 20:45 horas bastó que saliera al foro para que el cantante iniciara la comunión con el público, que se extendería por más de dos horas.

“Se me olvidó otra vez”, en el oppening, marcó el inicio del repertorio que Juan Gabriel eligió para su primera noche en el foro de Reforma; pues aseguró que “las noches van a ser diferentes. Estoy cambiando las canciones y quiero cantarles canciones que casi nunca canto”.

Sin embargo aunque hubo temas como “Qué diera yo” y “Ojos mexicanos lindos”, que el público no coreó, el anfitrión supo manejar a su voluntad las reacciones de sus invitados. De ahí que cuando apreciaba la poca participación de sus seguidores, de inmediato los provocaba con coquetos movimientos o ademanes, como cuando interpretó “Inocente pobre amiga”.

Aunque Juanga, quien lucía feliz y emocionado con suspiros, gritos y coros del público, también se dio el gusto de bajarse del escenario y caminar por un pasillo entre la gente y una docena de guaruras, que a toda costa impidieron el sueño dorado de los fans, saludar o tocar al artista.

No obstante el Divo de Juárez hizo todo lo posible por complacer a la gente y lo mismo la provocaba con sus bailes que con las frases que interpretaba.

Al ofrecer el “Noa noa” se dio tiempo para agradecer: “señoras y señores muchas gracias por visitarme”.

La presencia del mariachi que se sumó a los nueve coristas y 14 músicos que ya estaban en el escenario elevó el ánimo de la fiesta, aunque Juan Gabriel eligió temas nostálgicos para esta parte del show. “Jamás me cansaré de ti”, “Se me olvidó otra vez” y “No discutamos” fueron las canciones con las que de nueva cuenta provocó los suspiros del público, en el que lo mismo había jóvenes que adultos y personas maduras.

Al terminar “Inocente pobre amiga” se dio tiempo para reiterar el agradecimiento al público que por cuatro décadas lo ha seguido.; aunque al hacerlo destacó la presencia de “Juan Carlos, productor de Televisa y el gobernador de mi Estado, Cesar Duarte, quien está aquí con su esposa y sus hijos”.

“Miren como estoy de tantos años cantando, pero no me rajo, arriba Juárez”, enfatizó Juan Gabriel en cuyo rostro se percibía el esfuerzo y la energía que estaba derrochando.

“Así fue” dio secuencia a la velada en la que el anfitrión volvió a apoyarse de su equipo para lucir como el gran artista que es y para reflejar el dominio que tiene del escenario.

Con “Hasta que te conocí” dio una muestra de la versatilidad que ha distinguido a su carrera, pues inició muy romántico y terminó el tema bailando y provocando que sus seguidores se volvieran a levantar del asiento para sumarse a la novena de sus coros.

Los clásicos que ha hecho en cuatro décadas no podían faltar, tal fue el caso de “Amor eterno”, donde las lágrimas aparecieron en varias de las 10 mil almas que para entonces estaban plenamente emocionadas.

El repertorio continuó con “Por qué me haces llorar”, y entonces la gente, ya de pie, estaba tan feliz como el cantante, que a pesar de la fatiga que proyectaba seguía derrochando emoción y entusiasmo aun cuando no lograba alcanzar sus mejores tonos.

Después de más de dos horas y el cierre de esta edición, Juan Gabriel seguía apoderado de la voluntad de sus fans que lo acompañaban al ritmo de “Insensible” con la que mantenía la participación del público que llenó el foro.

Claves

El grande

- Los recuerdos oficiales del cantante al interior del Auditorio Nacional fluctuaban entre 180 pesos una playera y 60 pesos una toalla.

- El concierto inició casi puntualmente a las 20:40 horas.

- El cantante lució un traje verde con aplicaciones doradas que le quedaba grande, incluso hizo bromas de que el pantalón se le caía.

- El intérprete estará cinco fechas en el Auditorio para celebrar 40 años de trayectoria.çç