Rosario Cerda 
10 de agosto de 2013 / 01:40 a.m.

 

San Nicolás de los Garza • Dos de los tres empleados de Ternium que fueron trasladados para su atención médica a la ciudad de Galveston, Texas, han presentado una importante mejoría indicó Máximo Vedoya, presidente ejecutivo de la empresa.

Los dos afectados que evolucionan favorablemente, en la Clínica Blocker Burn Unit de la Universidad de Texas, fueron identificados como Alfredo García Álvarez, de 45 años, y Carlos Santiago del Ángel, de 30.

Ellos ya pueden sentarse y caminar, además de ingerir algunos alimentos, por lo que no descartan que sean dados de alta en las siguientes semanas, pero continuarán con su tratamiento en la ciudad texana.

El tercero de los trasladados a Galveston, Moisés Silva, continúan siendo atendido y de acuerdo a información médica su salud es estable pero grave.

Vedoya informó además que otro de los afectados durante la explosión del 22 de julio en la planta Guerrero y que recibía atención médica en un hospital de la localidad ya fue dado de alta.

La mayoría de los afectados habría presentado quemaduras de segundo y tercer grado en diversas partes del cuerpo.

Cumplen con normativa

Luego de que se informara sobre la multa por 647 mil pesos impuesta por el municipio de San Nicolás a la empresa Ternium, el presidente ejecutivo, Máximo Vedoya, refirió en entrevista para Milenio que se encuentran analizando el comunicado y presentando evidencia en torno al caso.

Destacó que la compañía acerera cumple con las normativas de seguridad, pero permanecerán a la orden del Ayuntamiento nicolaíta.

Aunque hasta el momento no se ha informado de donde provino la chispa que gebneró el incendio en la planta Guerrero, el pasado 22 de julio, el ejecutivo destacó que ellos lo mantienen como un accidente de trabajo y no como error humano.

“Nosotros lo que tenemos hasta ahora es un accidente de trabajo, donde falló este sistema de bloqueo, que es un sistema bastante complejo, no estamos hablando de negligencia”, dijo.