19 de marzo de 2013 / 01:33 a.m.

Las autoridades de García ofrecieron prestar el apoyo que se requiera en cuanto a gastos hospitalarios y apoyo psicológico para la recuperación de la menor de edad.

 

García.- • Aún bajo observación, continúa hospitalizada la menor que presuntamente era torturada por sus padres y el abuelo y que fue rescatada en el municipio de García Nuevo León, cuando se encontraba sola y pedía a los vecinos que le compraran un refresco y unas frituras porque tenía hambre.

El caso quedó al descubierto el pasado sábado, cuando vecinos de la calle Berilio de la colonia Los Parques, encontraron en la azotea de la vivienda a la niña San Juana Yasmín Campos, de siete años de edad, cuando la menor pedía ayuda porque tenía hambre.

Fue un vecino quien bajó a la menor de la azotea de la vivienda y, al ser revisada por los vecinos, encontraron que presentaba huellas de tortura, como golpes en la cara y quemaduras en los glúteos y que, además, despedía malos olores, porque se encontraba demasiado sucia.

Por este motivo, decidieron denunciar el caso ante las autoridades, por lo que acudieron unidades de la policía de García, Nuevo León, hasta el domicilio para realizar la detención de Hugo Campos López y Lorena Yasmín Funel Macías, además del abuelo, Héctor Funel Álvarez, acusados del maltrato a la menor.

La niña fue revisada por parte de los paramédicos de la Cruz Verde de Monterrey, quienes determinaron que requería valoración médica por las heridas que presentaba y la llevaron hacia el Hospital Universitario, donde es ya atendida por el personal médico.

Los padres y el abuelo de la menor fueron entregados a los agentes ministeriales, quienes iniciaron las investigaciones del caso y enviaron a los detenidos ante la fiscalía especializada en violencia familiar.

El pasado domingo, agentes de la policía ministerial se apoyaron en los vecinos del sector para que ratificaran la denuncia en contra de los tres detenidos por los delitos que les resulten y que no recuperen de manera rápida su libertad, en tanto no se esclarezcan los hechos.

Por su parte, las autoridades municipales de García, Nuevo León, están en contacto con los encargados de la atención de la niña en el Hospital Universitario para prestar el apoyo que requieran en cuanto a los gastos hospitalarios y también de apoyo psicológico para la recuperación de la menor de edad, según señaló el alcalde Jesús Hernández Martínez.

Sandra Garza López, una de las vecinas de la menor maltratada, explicó que la niña siempre ha permanecido encerrada en la vivienda de sus padres, porque no la dejan salir a convivir con las demás niñas de su edad y que desconocen si la menor está estudiando en algún plantel educativo, cercano a este sector de la colonia Los Parques.

REDACCIÓN