20 de junio de 2013 / 08:33 p.m.

Las autoridades sólo pudieron establecer las causas de muerte de uno de los cuerpos que fueron encontrados enterrados en un despoblado de ese municipio.

Monterrey • Los peritos de la Procuraduría de Justicia sólo pudieron establecer las causas de muerte de uno de los cuerpos que fueron encontrados enterrados en un despoblado del municipio de García, porque el otro sólo eran algunos restos en los que no se pudo concretar la autopsia.

De acuerdo a los resultados de los estudios periciales, el hombre que hasta el momento sigue sin ser identificado pereció a consecuencia de contusión profunda de cráneo.

Los peritos confirmaron que los otros restos óseos descubiertos el pasado martes en el ejido Sabinillas, cerca de la comunidad de Icamole, corresponden a los de una persona del sexo masculino.

Pero, advirtieron que no hay suficiente osamenta para poder establecer las causas del deceso y también siguen registrados como NN (no nombre).

El cadáver completo estaba sepultado y los restos estaban a unos metros.

Una persona que pasaba por una de las brechas cercanas a donde estaban los restos se percató de la presencia de aves de rapiña, por lo que caminó hacia donde rondaban los animales y descubrió las osamentas.

Tras realizar el hallazgo, el testigo reportó el hecho a las autoridades del municipio, quienes a su vez solicitaron apoyo a los elementos del grupo de homicidios de la Agencia Estatal.

Los investigadores confirmaron el doble homicidio en un despoblado localizado a unos 20 kilómetros de la cabecera municipal.

REDACCIÓN