24 de enero de 2013 / 02:17 a.m.

Monterrey.- • La Procuraduría de Justicia continúa investigando el accidente en el que un automovilista perdió la vida la tarde del martes, al ser impactado en el pecho por una pieza metálica que salió proyectada de un vehículo en movimiento, en el Libramiento Noroeste.

Por el momento las autoridades carecen de datos e información que permitan dar con la identificación del responsable de estos hechos, pues no hubo testigos.

El cuerpo de la víctima, Linber Ramírez Silva, de 50 años de edad, ya fue entregado a sus familiares en el Servicio Médico Forense del Hospital Universitario.

El expediente acerca de este incidente ocurrido en territorio de García, se integra en la Unidad de Investigación de la PGJE adscrito al municipio de Santa Catarina.

El titular de dicha fiscalía ordenó el análisis de la pieza metálica de más de cuatro kilos de peso, que tiene forma circular y que podría haber formado parte de un sistema de clutch automotriz.

Las autoridades investigan si el objeto se desprendió del mecanismo de un vehículo, o simplemente era transportado en alguna camioneta o camión.

El percance que cobró la vida de Linber Ramírez Silva se registró poco antes de las 16:00 horas del martes en el kilómetro 18 del Libramiento Noroeste, en los límites de Monterrey y García.

La víctima, quien laboraba como técnico en una compañía de mantenimiento industrial, se desplazaba en un automóvil Corolla rojo desde García a Escobedo.

De pronto la pieza metálica salió proyectada desde otro vehículo en movimiento, ingresando al Corolla a través del parabrisas, por el lado del conductor.

El objeto impactó al trabajador en el pecho y además le causó una herida en el mentón, provocándole la muerte de manera instantánea.

Momentos después al lugar del accidente llegaron dos compañeros de trabajo del ahora occiso, quienes lo reconocieron de inmediato y dijeron que él radicaba en Escobedo, Nuevo León.

AGUSTÍN MARTÍNEZ