25 de febrero de 2013 / 12:54 a.m.

El tenista español Rafael Nadal, número cinco del mundo, entrenó por casi una hora en la cancha del estadio Mextenis para su participación en el Abierto Mexicano de Tenis, que dará inicio mañana lunes. Con el sol a plomo, el jugador, quien se recupera de una lesión en la rodilla izquierda, continuó con su preparación para llegar en mejores condiciones a su participación en la justa, que se juega en superficie de arcilla. Nadal, quien estuvo acompañado por algunos miembros de su equipo de trabajo como su representante Benito Pérez Barbadillo, así como su entrenador Francis Roig, practicó los tiros desde el fondo de la cancha y el saque. La presencia del tenista, que luce en buen estado físico, atrajo la atención de unas 50 personas, quienes observaron sus entrenamientos, sacaban fotografías y en algunas ocasiones lo alentaban con aplausos. Al finalizar su práctica, al menos unas 50 personas se acercaron a la parte más baja de las gradas del estadio en busca de un autógrafo del manacorí, quien en su recorrido hacia la salida, firmó pelotas de tenis gigantes y libretas, entre otros objetos.

Notimex