29 de enero de 2013 / 02:42 a.m.

Monterrey.- • Un fuerte dispositivo de seguridad continúa en el rancho donde fue localizada la noria en la que fueron depositados los cuerpos de los integrantes del grupo Kombo Kolombia, quienes fueron levantados y posteriormente ejecutados tras realizar una presentación en el municipio de Hidalgo, Nuevo León.

En el rancho que se encuentra abandonado, ubicado en el kilómetro 92 de la carretera a Monclova, en el municipio de Mina, continúa el rescate de cuerpos, ya que se presume podrían haber al menos otros cinco.

Autoridades informaron a las 17:00 horas que las maniobras del rescate se prolongarán entre cinco y seis horas más.

 

Crónica del rescate de cuerpos

Luego de más de 34 horas, la Procuraduría de Justicia en Nuevo León, rescató los cuerpos de 12 de los 18 integrantes del grupo musical Kombo Kolombia.

Los músicos fueron sacrificados a balazos por un comando armado y arrojados al fondo de una noria en el municipio de Mina.

De estos, cuatro ya fueron identificados por sus familiares en la morgue del hospital Universitario.

Mientras tanto el resto de los cuerpos aún permanecían sin identificar.

El despliegue de efectivos de la Secretaría de la Defensa Nacional, así como de la Agencia Estatal de Investigaciones, inició a las 07:00 horas del domingo 27 de enero.

Las fuerzas militares y estatales fueron apoyadas por peritos de la Procuraduría de Justicia en el Estado, así como personal Protección Civil del Estado.

Elementos de Fuerza Civil intervinieron solamente en colocar un cerco de vigilancia en un perímetro de dos kilómetros a la redonda.

Durante la madrugada del lunes, las autoridades lograron sustraer de esa noria los restos de cuatro integrantes del mencionado grupo musical.

Los cadáveres presentaban severas huellas de tortura y heridas de arma de fuego.

Además todos portaban la vestimenta con la cual el grupo se presentaba en sus actuaciones.

Las maniobras de rescate fueron suspendidas por varias horas, debido a la oscuridad del lugar a pesar de que la Agencia Estatal de Investigaciones trasladó hasta ese sitio el equipo de iluminación.

Posteriormente alrededor de las 06:00 horas  del lunes, los detectives ministeriales y el resto de los investigadores, ingresaron una vez más al rancho.

Para llegar hasta ese lugar fue necesario que las patrullas circularan por una brecha de dos kilómetros.

Posteriormente, la policía se adentró tres kilómetros más hacía el mencionado rancho, el cual cuenta con un portón en color negro, asimismo con una noria a ras del suelo.

En ese lugar, las maniobras de rescate tardaron 10 horas, tiempo en el cual ocho cadáveres más fueron sacados del fondo de ese pozo.

Durante las investigaciones arribaron también elementos de la Policía Federal Ministerial (antes Agencia Federal de Investigaciones) a coadyuvar con las pesquisas, ya que una de las víctimas es ciudadano colombiano.

Trascendió que en la zona del múltiple asesinato, se localizaron casquillos percutidos de grueso calibre.

Como se recordará el grupo fue plagiado por un comando armado formado por 10 sujetos a bordo de camionetas, los llevaron hasta un rancho donde los torturaron para que confesaran trabajar con un grupo del crimen organizado.

Aunque las autoridades tienen en su poder el posible móvil del asesinato y la información sobre el grupo criminal que llevó a cabo el atentado, este no fue revelado.

Redacción/Marcial Pasarón