Francisco Zúñiga
11 de julio de 2013 / 12:17 a.m.

 

Monterrey • A pesar de la vigilancia, el robo de acumuladores de coches en la colonia Estadio sigue presente y con más frecuencia.

Don Efraín Aurrecoechea tiene el récord de haber perdido ya tres baterías de su auto, un Volkswagen de los clásicos, la dos últimas en el plazo de una semana.

"Me la robaron afuera de mi casa la semana pasada, y ahora que lo dejé en casa de mi suegra, porque tiene cochera, me pasó lo mismo", relató.

Don Efraín vive en la colonia Estadio, en Monterrey, donde no es la única víctima de los ladrones, pues es frecuente que abran los coches, sobre todo durante la noche.

"La otra vez se llevaron la batería de tres autos en la misma cuadra", dice este hombre que tiene 46 años de vivir en el sector y nunca había visto que la delincuencia estuviera tan activa afectando a los vecinos, ni tan impune.

Él vive sobre la calle Tigres y su suegra en Atlético de Bilbao, pero los ladrones de todos modos roban, sin distinción de modelo o de calle.

"Un maestro rural que pone su coche aquí, el otro día llegó muy temprano, y cuando volvió por la tarde ya no tenía pila, yo creo que se la robaron poco antes de amanecer".

Por otra parte, un vecino que tiene una camioneta con mejor sistema de cerraduras, también fue víctima de los ladrones de baterías.

"Lo raro es que sí se ve que pasa la policía, pero como quiera siguen robando. Te levantas en la mañana, sales a prender el carro y no prende, porque no tiene batería".

Esta última vez, a don Efraín le dejaron los asientos de su Volkswagen totalmente sueltos y le dañaron la aleta de la ventanilla.

El temor es que los robos sigan, y en cada uno, hay que desembolsar por lo menos unos 600 pesos, si encuentra una batería usada.