11 de octubre de 2013 / 09:00 p.m.

Guadalupe.- La mujer y su nieta que sufrieron quemaduras de primero y segundo grado en la mayor parte de su cuerpo, continúan delicadas por lo que su estado de salud se podría complicar aún más.

Claudia Gómez Martínez, de 50 años y Alison Smith Gómez, de 11, están actualmente luchando por su vida, mientras los médicos del hospital de Zona número 21 del IMSS se encuentran haciendo lo posible por mantenerlas estables.

Aunque familiares esperan que sean trasladadas a Galveston, Texas, para una mejor atención, los doctores de dicho nosocomio han determinado que no es posible por el momento, ya que pasan por una etapa crítica que se podría complicar.

Debido a eso, las mantienen aquí en nuestro estado con el objetivo de que mejoren poco a poco su estado de salud y es que una quemadura requiere de cuidados especiales.

Gómez Martínez considera a Alison su hija, porque desde bebé la ha criado como tal, aseguraron sus vecinas que la conocen desde hace años.

Fue el miércoles cuando la mujer y la pequeña tuvieron ese desagradable incidente, en la calle Rincón de la Basílica 1412, en la colonia Rincón de Guadalupe.

Al parecer se realizó una maniobra en la secadora, misma manguera del cilindro para gas L.P. que tenía fuga.

Se dice que el gas alcanzó la llama del piloto del boiler y eso provocó el incidente que hoy mantiene muy graves a Claudia y Alison.

Por eso, continúan sus familiares y amigos rezando para que salgan adelante, con el fin de que la señora pueda regresar a sus actividades cotidianas, mientras la menor, es esperada en la primaria donde estudia.

Iram Oviedo